Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

EL ALCOHOLISMO COMO CAUSA DE SEPARACIÓN MATRIMONIAL

Aurelia María Romero Coloma. Abogada

Al mencionarse en el Derecho español el alcoholismo, junto con la toxicomanía y las enfermedades mentales, como causa de separación (apartado 4 del artículo 82 del Código Civil), parece que el alcoholismo es considerado como una psicopatía,

Publicado el

Como expresa García Blázquez (10), las repercusiones económicas, laborales y sociales son los tres pilares sobre los que surge la problemática familiar del alcohólico y ello aunque, en un principio, conservase el amor y el respeto por su pareja y por sus hijos, pues con el paso del tiempo la vida afectiva se va deteriorando, alterándose la vida de relación sexual. motivado por los trastornos endocrinos, metabólicos y hepáticos, los cuales pueden llevar al enfermo a una impotencia coeundi y generandi.

Hace años, antes de la Reforma de Derecho matrimonial llevada a cabo en nuestro país, la jurisprudencia insistía más en el concepto de "vicio",al tratar del alcoholismo y, en concreto, del cónyuge alcohólico. Así, una Sentencia de 6 de Julio de 1976, de la Audiencia Provincial de Alicante, Ponente Sr. De la Concha Pellico, afirmaba lo siguiente: "... que de todo lo actuado se desprende, sin lugar a dudas, que la causa de la crisis del matrimonio obedece a la conducta reprochable del esposo, el que, dominado por el vicio de la bebida, ha llegado a contraer un grave alcoholismo crónico, a virtud del cual ha originado o producido una situación insostenible de convivencia conyugal y familiar, habiendo estado sin trabajar y sin atender a sufragar las cargas matrimoniales y patemofiliales..."

De todos es sabido, que la convivencia con un alcohólico puede tornarse peligrosa para los miembros de la familia, por lo que razones de estricta seguridad abogan por la separación del cónyuge alcohólico de aquellos a quienes pudiera perjudicar gravemente en la convivencia, y ello aunque sea triste y penosa la situación del esposo/a que se ve separado de los suyos en un momento tan difícil.

Algunos autores expresan que la convivencia en estas circunstancias se convierte en inútil, ya que se extingue la posibilidad de realizarse los cónyuges y de realizar los proyectos que, un día, trazaran en común, de cara al futuro.

También hay que tener en cuenta que suele haber en esta convivencia insultos y agresiones físicas violentas, tal como se desprende de la Jurisprudencia al respecto existente en nuestro país. Así, cabe citar la Sentencia de 7 de Octubre de 1981, del Juzgado de Primera Instancia de Santa Cruz de Tenerife, Ponente Sr. González González, que expresa lo siguiente.

"Si aparece probado que el demandado de separación conyugal se embriaga habitualmente y produce escándalo en su domicilio, habiendo llegado a golpear a su esposa, hay motivo suficiente para estimar la concurrencia de la causa de separación de malos tratamientos de obra e injurias graves del artículo 105, hoy derogado, y que, según la nueva redacción del Código Civil, estarían incluidas en el artículo 82, 1° y 4"'.

Como se aprecia, se invoca una causal u otra, es decir, tanto la vía del apartado I° del artículo 82 del Código Civil, la conducta del esposo alcohólico injuriosa, e incluso, por esta misma causa, la violación grave o reiterada de los deberes conyugales, cuanto la vía del propio apartado 4° del citado precepto. Naturalmente, para acceder a la separación matrimonial por causa de alcoholismo, hay que probar que esta anomalía se da, efectivamente, en el cónyuge demandado.

Para ello, al igual que para la toxicomanía y las perturbaciones psíquicas, se recurre a la prueba médico-legal y de ella vamos a tratar a continuación.

1 LÓPEZ ALARCÓN, MARIANO: "Nulidad, separación y divorcio por causa de perturbación psíquica, alcoholismo y toxicomanía ", en La Ley, Madrid, n° 370, 9 Marzo 1982.

2 ROMERO COLOMA, AURELIA MARIA: El matrimonio y sus crisis jurídicas. Problemática civil y pmcesal. Citado, página 179.

3 GARCIA CANTERO: Comentarios al Código Civil, Madrid, 1982.

4 ARZA Remedios jurídicos a los matrimonios raros (nulidad, separación y divorcio). Bilbao, 1982.

5 ROMERO COLOMA, AURELIA MARIA: El análisis psicológico del testigo en el proceso penal. Barcelona, citado, página 197.

6 Idem: Ibidem, página citada.

7 GARCIA BLÁZQUEZ MANUEL: Aspectos médico-legales de la nulidad y separación matri-monial citado, página 301.

8 VALLEJO NÁJERA JUAN ANTONIO: Guía práctica de Psicología, citado, página 623.

9 LÓPEZ ALARCÓN, MARIANO: Nulidad, separación y dívorcio por causa de perturbación psíquica alcoholismo y toxicomanía en La Ley, n° 370, 9 Marzo 1982.

10 GARCIA BLÁZQUEZ MANUEL: obra citada.