Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Una mujer acepta dos años de cárcel tras filmarla pegando al hombre que cuidaba

Un hijo de la víctima camufló una cámara de vídeo en la vivienda para controlar a la empleada tras comprobar que su padre estaba muy desanimado y que tenía lesiones

RAMÓN FERRANDO

http://www.diarioinformacion.com/?pContenido=http://www.diarioinformacion.com/secciones/alicante/noticia.jsp?pIdNoticia=276872

Publicado el

Una cuidadora aceptó ayer una condena de dos años de cárcel por maltratar a un hombre de 77 años que tenía a su cargo tras ser grabada en vídeo.

Un hijo de la víctima camufló una cámara en la vivienda al sospechar que la empleada maltrataba habitualmente a su padre. La grabación le dio la razón.

La familia presentó como prueba de cargo una filmación de 18 minutos que recoge las palizas que la imputada, D.P.G., propinaba al padre. Los hechos ocurrieron en abril de 2003 en Xixona.

La familia seleccionó a una vecina, que tiene unos sesenta años, como persona de confianza para cuidar al hombre en 1998. En los primeros años todo parecía normal, pero poco a poco el ánimo de la víctima fue decayendo, según apuntaron fuentes familiares.

El padre nunca comentó a sus hijos lo que estaba ocurriendo. Uno de ellos sospechó de que algo raro estaba pasando ya que llegó un momento en el que estaba muy desanimado y tenía algunas lesiones.

El hijo decidió colocar una cámara de vídeo en la casa mientras la cuidadora estaba a solas con su padre tras descartar que las lesiones pudieran ser accidentales.

Lo que descubrió en el vídeo fue «horroroso», según apuntaron las mismas fuentes próximas al caso. El vídeo de 18 minutos que presentaron en el juzgado como prueba mostraba como la mujer golpeaba una y otra vez al padre que no podía hacer nada para defenderse.

Las imágenes reflejan como el hombre incluso cayó al suelo y como seguía agrediéndolo.

Un médico que examinó a la víctima certificó que el hombre tenía hematomas por todo el cuerpo como consecuencia de la agresiones. La maltratadora se quedó de piedra cuando descubrió que la familia tenía registradas en vídeo las imágenes de una de las agresiones. El juzgado de lo Penal que celebró ayer la vista instaló un monitor en la sala para ver los 18 minutos de grabación que se presentaron como prueba de cargo.

Finalmente no fue necesario visionar la filmación al llegar la acusada a un acuerdo con el fiscal encargado del caso a cambio de que rebajara la pena de prisión.