Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Quiere ver a sus hijas antes de entrar en el quirófano

Escrito dirigido al Juzgado de Instrucción nº3 de Elda por varias asociaciones (original debido a D. Ángel Barrio)
Reiteramos nuestra maldición para todas esas fieras sin entrañas.

Publicado el

Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Nº3 de ELDA

Fax 965 392 327

Como Presidente y en representación de la Asociación Gallega de Padres y Madres Separados, he llegado al conocimiento, fidedignamente corroborado, de la situación de conculcación de Derechos Fundamentales a un ciudadano español y a sus dos hijas menores (5 y 9 años). Por la urgencia de su subsanación inmediata es, que me atrevo a dirigirme a ustedes.

Don Lázaro Baides Clemente, vecino de Petrer, (Alicante) con domicilio en c/. Constitución, 6 entlo. R de Petrer en Alicante y con DNI 22.118.767 N, cuya separación es tramitada por S.Sª la Juez Titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº Tres de Elda (Alicante) Dña. Maria Esther Bruis Gomez, y que lleva sin poder ver a sus hijas, por el reiterado incumplimiento de la madre del régimen de visitas, desde el pasado verano... ha solicitado por escrito y ante ese juzgado: PODER VER A SUS HIJAS PREVIO A LA GRAVE, O GRAVISIMA, INTERVENCIÓN QUIRÚRGICA CON RIESGO VITAL, A LA QUE DEBE SER SOMETIDO TRAS SUFRIR UN SERIO INFARTO CARDIACO.

Hasta hoy, el juzgado le ha dado la callada por respuesta, emplazándole a esperar la resolución de un juicio a celebrar D. m. el próximo día 16.

El problema surge al haber fijado el Hospital la fecha de la intervención para el día 10, es decir, pasado mañana.

Es lógica y comprensible la angustia que este hombre está pasando. Quiere abrazar y hablar con sus hijas. Y entrar en el quirófano sabiendo que alguien le espera con amor y ruega por su vida, aunque la Ex se quede sin cobrar la pensión de viudedad.

Pero además de la nobleza de este hombre que ya merece por ello de nuestra solidaridad, creo, que se está pisoteando el Estado de Derecho que tanto nos pregonan los políticos.

¿Qué es la Patria Potestad?. Que no concede prerrogativa en un caso como este.

¿Quién puede arrogarse de ascendencia suficiente para desoír la voz de un PADRE?

¿Dónde está el Superior interés del menor y los fiscales encargados de velar por él?

¿Acaso creen que se lavará su conciencia, en el caso, Dios no lo quiera, del óbito; dejándolas asistir al sepelio, tras prohibir su abrazo en vida?

Como comprenderán, mi interés está más centrado en conseguir esa orden a la madre para que lleve a las niñas junto a su padre, que en censurar y castigar a quienes teniendo función de administrar Justicia hacen dejación tan manifiesta.

Muchas gracias.

Antonio M. Díaz Piñeiro
Presidente Asociación Gallega de Padres y Madres Separados