Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Un juez retira la custodia de sus hijos a una vecina de Lleida porque el idioma podría causarles perturbaciones

ABC 3 de Marzo de 2004
Lleida. Agencias

La mujer considera que esta decisión está motivada por el hecho de que su actual pareja es una mujer

Publicado el

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Torrelavega (Cantabria) ha retirado a una vecina de Lleida la custodia de sus dos hijos, porque, a su entender, el traslado de los menores a Catalunya podría "causarles ciertas perturbaciones", al tratarse de una comunidad autónoma "en la que existen importantes diferencias de orden cultural con respecto a Cantabria, especialmente en materia lingüística".

En un auto de medidas provisionales dictado el pasado 19 de septiembre, el magistrado Pablo Fernández de la Vega considera que, si los niños se van a vivir a Lleida con su madre, podrían tener problemas "en el aprendizaje del catalán, que no debemos olvidar es el utilizado primordialmente en los centros educativos de Catalunya, y que es preferible evitar".

Con estos argumentos, el juez dejó a Elka Pernía sin la guardia y custodia de sus hijos, una niña de 8 años y un niño de 13. Los menores habían convivido con ella en Torrelavega después de que se separase de su esposo, pero hace un año la mujer decidió trasladarse a Lleida, donde reside con su nueva pareja sentimental, una mujer.

Los menores se quedaron con los abuelos maternos, ya que el padre trabaja en la construcción y está viajando todo el tiempo.

Elka aseguró hoy, en declaraciones a Europa Press Televisión que, en ningún caso, durante su estancia en Catalunta ha tenido "ningún problema en materia linguística".

"Hoy en día te puede surgir trabajo en Cataluña, Andalucía, Madrid o Inglaterra y esto no es un problema, aprender siempre es positivo", dijo.

En su opinión la decisión del juez se ha visto influida por el hecho de que su actual pareja es una mujer. "La defensa de mi ex marido se basa en que yo tengo pareja, y en este caso es una chica", explicó, añadiendo que "el dictamen final del juez ha estado motivado por mi condición sexual".

De hecho, Elka asegura que en la sentencia se menciona sus hijos no pueden vivir con ella por su entorno familiar. "Yo le preguntaría al juez, *a qué entorno se refiere? *acaso él lo conoce? ", aseguró, tachando la decisión de antidemocrática. "Lo cierto es que estoy siendo lo mismo en Cataluña, solamente me faltan mis hijos".

Por su parte, la actual compañera sentimental de Elka, Ana María Martín, embarazada de un mes, dijo en declaraciones a Europa Press Televisión que la pareja vive "en un entorno familiar muy normal, somos personas que tenemos una vida profesional estable, un negocio que va bien, por eso no entendemos ciertas partes de la sentencia".

"Aquí en Cataluña no hay ningún problema en absoluto. En Lérida tenemos mucha entrada de gente que no es de aquí y además, por respeto, cuando alguien no nos entiende, lógicamente le hablamos en castellano, yo pregunto, *qué pasa? *qué Cataluña no es buena para un madrileño? : es igual de buena que Madrid para un catalán", aseguró Ana María.

Ambas pidieron respeto a su condición y reiteraron su decisión de recurrir contra el fallo judicial ante la Audiencia Provincial de Santander.