Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Padres y madres extremeños separados forman una asociación pedir la Custodia Compartida

Una docena de padres y madres separados o divorciados de la región se han unido para formar la "Asociación Custodia Compartida ¡ya!" en la que pretenden reivindicar que, en caso de ruptura matrimonial y ante la falta de acuerdo de los progenitores respecto a los hijos, se aplique la guardia y custoria compartidas como norma general.

Publicado el

La Asociación Custodia Compartida ¡ya! se presentó hoy en Badajoz con el objetivo de cambiar las leyes que existen, como la Ley del Divorcio, porque consideran que vulnera, restringe y contradice los derechos de la infancia, al darle más derechos a la mujer sobre elvarón respecto al cuidado de los niños.

Según explicó hoy el vicepresidente de la Asociación, Carlos Caldito, en el 95 por ciento de los casos de ruptura, es la mujer la que se queda con la guardia y custodia de los niños, mientras que el padre resulta apartado "y eso crea una situación de ganadores y perdedores que provoca disputas e incluso en muchos casos, violencia", dijo.

Caldito señaló que en la mayor parte de los casos, las disputas se producen por motivos económicos, ya que "el hombre se ve obligado a pasar una cantidad ingente de dinero que la otra parte puede gastarse como quiera, sin control de ningún tipo" y en este aseguró que una custodia compartida terminaría con la mayor parte de los pleitos económicos y aumentaría el bienestar de sus hijos, que no tendrían que verse privados de sus padres.

En opinión de Caldito, en el caso de un divorcio se protege a la mujer, y no a los hijos, y explicó que hace 25 años, cuando la mujer era dependiente del hombre, era algo normal, pero aseguró que "esta situación ya se ha quedado obsoleta porque ahora la mujer ya tiene una mayor autonomía e independencia económica", apuntó.

Así, lamentó que en la mayor parte de los casos, el contacto de los padres con sus hijos se produzca a través de un derecho de visita durante pocos días al año, normalmente en tiempo de ocio, lo que produce que su progenitor no participe en la educación ni en cuestiones fundamentales que afectan a los niños, y destacó que "nosotros entendemos que deben seguir existiendo lazos similares a los que había cuando existía el matrimonio y la convivencia".

POSIBLES SOLUCIONES

En cualquier caso, reconoció que establecer un sistema de custodia compartida es difícil "porque el trasiego de niños de una casa a otra puede ser considerado en España poco menos que un disparate", aunque en este sentido recordó que "no existe un estudio serio que demuestre que este trasiego pueda provocar un desequilibrio emocional en el menor".

Para demostrar que es posible, Caldito puso como ejemplos la legislación de países como Francia, Estados Unidos o Canadá, donde la custodia se va alternando semanalmente en los domicilios del padre yla madre, o incluso en algunas ocasiones, son los niños los que permanecen en el antiguo domicilio conyugal, y son los progenitores se trasladan.

En definitiva, solicitan un cambio en la legislación española "para que se ponga al día con respecto a otros países en los que se procura que los hijos puedan seguir viviendo en concordia, en tolerancia ypuedan seguir creciendo con alegría a pesar de que sus padres vivan separados", concluye.