Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Padres separados exigen la custodia compartida

Una docena de personas se solidarizaron con el leonés Andrés Vicente Varas, que ingresará en marzo en prisión por quebrantar del régimen de visitas

J. M. LÓPEZ/LEÓN
EL NORTE DE CASTILLA 15/2/2004

Publicado el

Muchos curiosos que visitan los fines de semana algunos de los lugares más representativos de la capital leonesa, como lo es el edificio Botines, hicieron ayer un alto en su peregrinaje urbano para interesarse por la concentración de padres separados que habían colocado sus pancartas cerca de la puerta principal de la joya arquitectónica que Gaudí construyó en León para una hacendada familia leonesa.

La concentración reunió en pleno centro de la capital leonesa a algo más de una docena de padres separados que llegaron de varias provincias de la región para solidarizarse con Andrés Vicente Varas Villa, un leonés de 42 años de edad sin ningún tipo de antecedentes que deberá ingresar en prisión a mediados de marzo para cumplir el primero de los seis arrestos de fin de semana que le impuso un magistrado leonés por quebranto de la custodia.

Paula tiene cuatro años, es la hija de Andrés Vicente y se niega a irse con su madre cuando va a buscarla al domicilio paterno, lo que desembocó en la denuncia de la madre y la sentencia que el colectivo considera totalmente injusta.

Santiago Aranda, presidente de la Asociación de Padres y Familias Separadas de Valladolid, asegura que no se trata con la misma vara de medir en caso contrario, cuando es la madre que incumple el régimen de visitas.

«Hoy -por ayer- todos nos sentimos que somos Andrés, porque la sentencia nos alcanza a todos», añadió Santiago Aranda que anunció que muchos padres separados compartirán la sentencia con Andrés con arrestos domiciliarios voluntarios.

Sobre todo demandan una ley que no ponga en peligro los derechos de los niños que son, todos coinciden, los principales perjudicados.

Y acusan por igual a jueces y políticos de quitarse como pueden de encima un problema sobre el que los magistrados siempre se pronuncian a favor de la mujer, sean cuáles sean las circunstancias, y los políticos eluden, porque no son «viveros de votos» e incluso «temen que si de deciden a abordar el asunto pierdan votos y en un tiempo preelectoral nadie quiere mojarse», apunta Santiago Aranda.

Muchos de los padres separados explican el apoyo casi permanente de los jueces a favor de la madre en los procesos de separación tanto en lo económico como en los social.

Alguno de los asistentes a la concentración aseguraban que un porcentaje altísimo de los maltratos psíquicos y físicos en los hogares desaparecerían si hubiera una ley más justa para la custodia de los hijos y, sobre todo, si el menor toma parte activa en la decisiones que afectan al régimen de visitas.
 
Mani León