Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Protesta de padres separados ante las puertas del Congreso para reclamar la custodia compartida.

LA CUSTODIA COMPARTIDA,PREMISA FUNDAMENTAL PARECE QUE SE APARCA EN EL OLVIDO CUANDO HAY UNA RUPTURA DE PAREJA.

Publicado el

LOS PADRES DE FAMILIA SEPARADOS DE BALEARS SE HAN UNIDO PARA REIVINDICAR SUS DERECHOS.

EL FUNDAMENTAL, VER A SUS HIJOS CON NORMALIDAD. LOS DESEADOS, CUSTODIA COMPARTIDA Y REVISIÓN DE LA LEY DEL DIVORCIO.

“Hay tres etapas: asombro, desesperación y escepticismo, cuando llega la lucha”, dice Carlos Prieto, padre separado que ya ha llegado a la fase reivindicativa:

no quiere perderse ver crecer a su hija y reclama sus derechos con denuncias en mano. No ha tenido otra opción. Las consecuencias de una separación mal avenida le han llevado a “no vivir los dos primeros años de la vida de mi hija”.

Ahora, por petición de Carlos, los intercambios de la niña entre él y su ex se llevan a cabo en el Punt de Trobada, el servicio al que remiten los juzgados en casos complicados de separación.

Así Carlos se siente más seguro de que va a ver a su hija. “si no no me la daba”. Ha llegado a cursar 35 denuncias a su ex pareja por incumplir el régimen de visitas establecido por el juez. “Sigo con los mismos problemas. Cuando mi ex mujer no quiere que la vea, no la veo”.

Las excusas se basan en supuestas enfermedades de la menor.

Pero por una separación también se desbarata la vida de los cónyuges. Casi siempre son ellos, los hombres, quienes tienen que salir de la casa familiar y entonces empieza la ruina moral y económica del padre separado. Una red se está tejiendo alrededor de este colectivo. Se ha plasmado en la constitución de la Associació de Pares de Familia Separats de les Illes Balears (APFS, www.apfs.es).

Su fin primordial es defender sus derechos para ver a sus hijos y que éstos les puedan ver a ellos. Detrás hay un montón de reivindicaciones por las que pelear.

También la agrupación ayuda a los padres que se encuentran desamparados cuando tienen que salir del hogar. Es el caso de José Antonio. Compañeros de la asociación le entregan una bolsa con ropa. Va de prestado, su cuñado le dejó algunas prendas. Se encuentra desolado, acaba de separarse. “José Antonio está solo, con el sueldo hipotecado por haber comprado bienes de consumo que disfruta su ex. Debe pagar una pensión a su hija y no tiene para comer y vestir.

Ni siquiera le han dejado recuperar su ropa”, afirma Joan Ripoll, delegado de la APFS en Balears. Joan, Carlos, José Antonio, Jorge, Alberto, Pedro... todos han pasado por lo mismo.
 
Mani congreso