Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Los bienes gananciales

Introducción

A continuación exponemos cuáles son los bienes que pertenecen de forma conjunta e indistinta a los esposos.

Como regla general (artículo 1.361 del Código Civil), se presumen gananciales los bienes existentes en el matrimonio, mientras no se pruebe que pertenecen únicamente al marido o a la mujer

Publicado el

 

La liquidación de la sociedad de gananciales
Introducción
El efecto esencial de la disolución de la sociedad de gananciales es su liquidación. Con la liquidación de la sociedad de gananciales, los esposos de adjudicarán por mitad los bienes gananciales, pero no sin antes haber cancelado las deudas de la sociedad con terceros y las deudas que cada cónyuge tiene con el otro y con la sociedad, y de la sociedad con aquél.


Artículo
En caso de fallecimiento de unos de los cónyuges, la liquidación de la sociedad de gananciales se realizará previamente al reparto de la herencia, puesto que de este modo de determinará el patrimonio del causante y se adjudicará al viudo lo que le corresponda (la mitad de los bienes comunes, deducidas las cargas).

En los casos de separación o divorcio los esposos pueden optar por liquidar la sociedad de mutuo acuerdo y en caso de discordancia hacerlo en el mismo procedimiento de separación y divorcio o con posterioridad en otro procedimiento.

En los demás supuestos, cuando no haya acuerdo entre los esposos, la liquidación de la sociedad de gananciales se realizará judicialmente conforme al procedimiento previsto en los artículos 807 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

La liquidación de la sociedad de gananciales siempre empezará con la formación de un inventario que deberá comprender:

EN EL ACTIVO:

1. Los bienes gananciales existentes en el momento de la disolución.
2. El importe actualizado del valor que tenían los bienes al ser enajenados por negocio ilegal o fraudulento si no hubieran sido recuperados.
3. El importe actualizado de las cantidades pagadas por la sociedad que fueran a cargo sólo de un cónyuge y en general las que constituyen créditos de la sociedad contra éste.

EN EL PASIVO:

1. Las deudas pendientes a cargo de la sociedad de gananciales.
2. El importe actualizado del valor de los bienes privativos cuando su restitución deba hacerse en metálico por haber sido gastados en interés de la sociedad. Esta regla también se aplica a los deterioros producidos en dichos bienes por su uso en beneficio de la sociedad.
3. El importe actualizado de las cantidades que, habiendo sido pagadas por uno solo de los cónyuges, fueran de cargo de la sociedad y, en general, las que constituyan créditos de los cónyuges contra la sociedad.

Terminado el inventario se procederá a la liquidación propiamente dicha. Así, se pagarán en primer lugar las deudas de la sociedad comenzando por las alimenticias que, en cualquier caso tendrán preferencia. Cuando no hubiere metálico suficiente para el pago de las deudas podrá ofrecerse con tal fin adjudicaciones de bienes gananciales pero si cualquier partícipe o acreedor lo pide se procederá a enajenarlos y pagar con su importe.

Mientras no se hayan pagado por entero las deudas de la sociedad, los acreedores conservarán sus créditos contra el cónyuge deudor. Si uno de los cónyuges hubiera pagado mayor cantidad de la que le fuera imputable por esas deudas, podrá repetir contra el otro.