Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

El derecho a la asistencia jurídica gratuita

http://www.clubestrella.com

A qué personas les puede ser reconocido el derecho a las asistencia jurídica gratuita y qué tareas y gestiones abarca el reconocimiento del derecho.

Conozca qué trámites deben seguirse para el reconocimiento el derecho a la asistencia jurídica gratuita. Cuándo y cómo deben actuar los abogados y procuradores designados para la defensa y representación de los beneficiarios del derecho. MÁS INFORMACIÓN

Publicado el

 

La Ley sigue dos criterios para el reconocimiento del derecho a la asistencia jurídica gratuita:

 

a) El primero de ellos se trata de un criterio “objetivo” que viene determinado por los ingresos del solicitante. Se concederá este derecho a aquellas personas cuyos recursos e ingresos brutos “computados anualmente por todos los conceptos y unidad familiar”, no superen el doble del salario mínimo interprofesional vigente en el momento de efectuar la solicitud. En consecuencia, quedan excluidas para este año 2.001, aquellas personas cuyos ingresos brutos mensuales superen las 144.240 pesetas o bien los 2.019.360 de pesetas anuales. Cabe hacer especial referencia a la expresión contenida en la ley cuando dice que se computarán los ingresos económicos por “unidad familiar”. Ello supone que para la concesión del beneficio se estará no sólo a los ingresos del solicitante sino a los que en conjunto se perciban por éste y su cónyuge, siempre y cuando no se encuentren separados legalmente, así como de los de los hijos menores de edad que convivan con el matrimonio a no ser que se éstos se encuentren emancipados. Evidentemente este cómputo de ingresos por unidad familiar no se tendrá en cuenta en aquellos casos en que “el solicitante acredite la existencia de intereses familiares contrapuestos en el litigio para el que se solicita la asistencia”, esto es, para aquellos casos en los que, pongamos por ejemplo, el solicitante pretende entablar un procedimiento de separación conyugal o reclamación de cualquier tipo contra alguno de los familiares que integran esa unidad familiar (reclamación de un derecho de legítima, reclamación de alimentos etc.). En este caso sólo se tendrán en cuenta los ingresos individuales del solicitante. No obstante, dicho estudio de los ingresos del solicitante no sólo se ceñirá a los extremos comentados, sino que conforme establece la propia ley se valorarán también “los signos externos que manifiesten la real capacidad económica” del solicitante, lo que podrá dar lugar a la denegación de la asistencia jurídica gratuita para el caso de que evidencien que éste dispone de medios económicos que superen los límites comentados. El hecho de tener en propiedad la vivienda en la que se resida no constituye obstáculo para el reconocimiento del derecho, a no ser que esta sea suntuaria.

 

b) El segundo y excepcional criterio por el que puede regirse la concesión del beneficio a la asistencia jurídica gratuita opera desde el punto de vista subjetivo. Se examinarán así las circunstancias personales del solicitante y de este modo cabe reconocer el derecho a litigar de forma gratuita a aquellas personas cuyos ingresos brutos superen el doble del salario mínimo interprofesional según cuales sean sus circunstancias familiares, número de hijos o familiares a su cargo, estado de salud y obligaciones económicas que tenga contraídas. Todo ello será estudiado y valorado por la competente Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita. En este supuesto excepcional, los ingresos del solicitante nunca podrán superar el cuádruplo del salario mínimo interprofesional, que para el presente año 2.001 está previsto en 72.120 pesetas mensuales y en 1.009.680 pesetas anuales.