Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Una historia dura

Estimado Sr./a
Mi nombre es Rosa González y espero que no le moleste el haberle enviado este e-mail, pero creo que éste caso es y se merece que usted pueda dar una opinión después de leerlo. Créame a medida que tengo mas información sobre el mismo, pienso que algo no funciona en esta sociedad.

Esta es la carta de un hombre maltratado, y encarcelado por ser hombre.

Publicado el

Ha tenido varios abogados pero parece como si nadie se atreviera a nada, hay demasiadas presiones.

La prensa lo juzgó el primer día, la tv, las organizaciones de mujeres maltratadas, hasta la alcaldesa de Fuengirola lo hizo.

Después de todas las acusaciones durante 6 meses, él ha estado viendo como se le llamaba asesino, maltratador, sin haber tenido una oportunidad para defenderse.

El sigue en la cárcel en espera de juicio, y será juzgado por un jurado popular. La embajada Sueca y el departamento de Exteriores Sueco no da crédito a esta tragedia.

Esta es la historia de un hombre encarcelado porque una mujer así lo quiso, sobre un hombre y el infierno que vivió al lado de una mujer enferma.

Es la historia contada por él, lo que su vida significó al lado de una persona enferma. Él no ha tenido oportunidad de contar su historia y ahora a través de esta carta puede hacerlo. Que nos esta ocurriendo? MUJERES y HOMBRES Tenemos que buscar fórmulas para erradicar a las minorías violentas.

Ni todos los hombres son maltratatadores ni todas las mujeres son victimas. Hay casos en que (como en éste) ella era la maltratadora, pero nadie quiere escuchar, las organizaciones de mujeres maltratadas, parece que no les importa si el es inocente. Hay que castigar a los hombres, a todos, "en nombre de la justicia".

Toda Sociedad que pretenda asegurar la libertad, de todos los individuos, debe empezar por garantizarles la existencia.

Gracias Rosa González