Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

El Tribunal Supremo retira a una madre la custodia de su hija porque la llevaba tarde al colegio

EUROPA PRESS 19/7/03
MADRID.- El Tribunal Supremo ha confirmado la decisión de la Audiencia Provincial de Madrid de retirar a una madre la custodia de su hija, entre otros motivos, por llevarla tarde al colegio de forma reiterada e injustificada.

Publicado el

El alto tribunal otorga la guarda y custodia al padre, y rechaza el argumento de la madre de que la niña no fue consultada sobre con quién prefería vivir.

La decisión de la Audiencia de Madrid consideró que la situación laboral y emocional de Raquel M.P no era la más apropiada para ocuparse de su hija, y que no respondía adecuadamente a la función que la custodia exige.

Así, la sentencia señala que "no se justifican los retrasos reiterados en el inicio de la jornada escolar, que han provocado aviso del centro por tener incidencia negativa en la evolución educacional de la niña, habiéndosela requerido en diferentes ocasiones para que enmendase esta conducta".

Además, contesta a la madre que el artículo 159 del Código Civil obliga a oír la preferencia de la menor en el proceso cuando se trata de mayores de doce años, lo que se daba en este caso en 1996, cuando se tramitó el pleito (la niña tiene actualmente trece años).

El Supremo indica que, aún reconociendo las dificultades que puedan presentarse en la adaptación de la niña a convivir y ser custodiada por el padre, Jesús T.T. , de esta manera tiene cubiertas en mayor medidas "las necesidades tanto físicas, materiales, como de índole moral", y no supone tampoco cortar radicalmente el contacto con la madre.

El tribunal subraya que "una madre es difícil de suplantar, y siempre está y debe estar en las proximidades del vivir existencial de los hijos, aunque no convivan juntos".

Además, recuerda que en el futuro, cuando la hija sea mayor de edad, podrá decidir con quién de los progenitores quiere vivir.