Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Argentina: EL GRUPO DE REFLEXIÓN PARA DIVORCIADOS.

Una técnica de abordaje y prevención en la crisis del divorcio.

INTRODUCCIÓN La separación matrimonial es un factor desencadenante de estrés en la vida humana, todos nos casamos para toda la vida, sin embargo los casamientos acaban antes de lo esperado: las estadísticas muestran que 7 de cada 10 matrimonios terminan antes de los diez años.

Publicado el

 

EN LA MUJER

 

La expresión de necesidades es un código compartido para el género femenino. Las mujeres están más acostumbradas a hablar de lo que a ellas les ocurre y más centradas en las relaciones humanas, suelen encontrarse para contarse sus penas, ayudarse y apoyarse mutuamente.

En cierta manera al quedarse en la sede del hogar conyugal y con la tenencia de los hijos (95% de los casos) su identidad queda bastante más protegida e íntegra. Está sostenida por su casa, sus elementos (ese viejo sillón, esos cuadros, etc.) y por la relación con sus hijos a quienes puede ver, abrazar, besar y tenerlos todos los días.

Sufren la pérdida de su compañero sexual y les asaltan dudas referidas a su propio cuerpo y los cambios que el paso del tiempo les trae aparejado, ya que en el mercado matrimonial de Occidente las mujeres deben ofrecer: juventud, belleza y docilidad, por lo menos en apariencia.

Una mujer con menos de 30 años y sin hijos, en general, se vuelve a casar tres años después de la separación. Si tiene hijos, el tiempo de espera para un nuevo casamiento es mucho mayor (“El Primer casamiento y el futuro del matrimonio” de Pamela Paul.)

Los cambios de hábito y de responsabilidad individual que se les concentran en torno de los hijos, en la toma de decisiones en soledad y el nuevo manejo de lo económico se le torna bastante central como conflictiva.

La presencia y el tiempo que le lleva la atención de sus hijos, muchas veces atenta contra la posibilidad de encontrar una nueva pareja y reanudar su vida afectiva.

 

GRUPO MIXTO DE REFLEXIÓN PARA GENTE DIVORCIADA

 

El Grupo Mixto de Reflexión es una actividad que se desarrolla encarando un estado intermediario, entre lo conocido en crisis y lo nuevo por enfrentar. Es una zona entre el adentro y el afuera. El separado descubre aquí las posibilidades que le ofrecen los múltiples matices de la relación humana. Se produce un aprendizaje que genera condiciones de cambio y contribuye a mayores  niveles de creatividad, es una experiencia movilizadora a partir de la cual los participantes están en condiciones de hacer otra lectura de su realidad.

En el grupo se encuentran estados de ánimo cambiantes: de la euforia a la depresión y de la depresión a la euforia, pasando por una autoestima baja que refleja un estado de situación de cambio cuyo reconocimiento, enfrentamiento y búsqueda de solución se proyecta sobre sus vidas.