Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Sentencia de Tenencia (Custodia, Tuición) compartida en Argentina

En este caso ambos padres de común acuerdo habían decidido la tenencia compartida de los chicos, así lo solicitaron a la justicia que en primera instancia lo denegó y luego se dictó por la Cámara este fallo.

El fallo trata varias cuestiones relativas a la tenencia compartida
(Remitido por Gloria Bó)

Publicado el

El régimen que han cumplido hasta ahora y acordado es:

 a) Los días domingos, lunes, martes y miércoles hasta la noche estarán con la madre;

b) Los días miércoles desde la hora de la cena, los jueves, viernes y sábados hasta el medio día permanecerán con el padre;

c) En cuanto a los fines de semana alternan uno por medio, están los sábados hasta el domingo al medio día con el padre o con la madre desde el sábado al medio día y todo el domingo" (v. fs. 4 vta.).

Como puede observarse, se especifica que el mencionado convenio se viene cumpliendo, aspecto que considero no puede pasarse por alto, pues es criterio uniforme de la doctrina y la jurisprudencia, mantener la tenencia de los menores en cabeza de quien la detenta al promoverse el juicio de divorcio (CNCiv., Sala C, del 7-6-60, LL, 101-988; Zannoni E., "Derecho Civil- Derecho de Familia", T. 2, 3° edic. actualizada y ampliada, Edit. Astrea), y en el caso de autos los menores se encuentran actualmente conviviendo bajo la tenencia compartida de ambos progenitores.

Entre las pautas a considerar a la hora de definir la tenencia, deben incluirse: el principio de mantenimiento de la situación existente; la improcedencia de innovar sobre estados de hecho consolidados de alguna manera por diversos motivos respecto a la tenencia, salvo razones de real importancia; la preservación de la convivencia de los hermanos; la edad de los niños (actualmente 5 y 7 años), el cumplimiento de las obligaciones contraídas por ambos progenitores, así como la opinión del Ministerio Público.

Es dable señalar que se ha sostenido que las familias son sistemas multi-individuales de extrema complejidad (Minuchin, Fishman, Técnicas de terapia familiar", pág. 29/30), y toda decisión que se tome a su respecto, debe tener en cuenta el proceso familiar, sus cambios, la influencia del proceso judicial, y, muy especialmente su situación familiar.

Esta Sala ha decidido -criterio que ha sido transcripto por la Sra. González Volpi en su expresión de agravios- que la tenencia compartida no significa estar la mitad del tiempo con cada uno de los padres, implica mucho más.

Para ello es necesario de parte de aquellos una comunicación fluida y una posibilidad concreta de consensuar aquellos aspectos que hacen al cuidado de sus hijos. Implica una equitativa distribución de responsabilidades, unificación de criterios para llevar adelante la educación de sus hijos, y también plasticidad y disposición para atender a los imponderables que diariamente se producen.

Como señalan Ricardo Oppenheim y Susana Szylowichi, trae aparejadas ventajas y desventajas y su aplicación debe ser profundamente analizada en cada caso concreto en función de las características del grupo familiar (conf. "Partir y compartir la tenencia", en Rev. de Derecho de Familia, Abeledo-Perrot, 1991, N°5, pág. 73 y sigtes.; esta Sala "in re" "Cazayous, Marta Etel y otros c/Della Santina, Héctor Oscar s/Tenencia de hijos", R. 231.081, del 11-2-1998).