Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Un tribunal de Canadá ordena legalizar los matrimonios entre homosexuales

LA VOZ DE GALICIA 12 de Junio 2003

En el fallo, de sesenta páginas, se habla de «unión voluntaria de por vida de dos personas».

Publicado el

La legalización de matrimonios entre personas del mismo sexo está a la vuelta de la esquina en Canadá, tras la sentencia emitida esta misma semana por el Tribunal de Apelaciones de Ontario. «La definición legal existente de matrimonio viola los derechos de igualdad de la pareja sobre la base de la orientación sexual», sentenció el tribunal en una decisión de 61 páginas.

«Para remediar la violación de estos derechos constitucionales declaramos que la existente definición legal de matrimonio es inválida, puesto que se refiere a 'un hombre y una mujer'», indican los jueces.

El Tribunal de Apelaciones de Ontario determina que la definición de matrimonio tiene que ser «la unión voluntaria de por vida de dos personas» y que este cambio tiene que «tener un efecto inmediato».

Licencia a «parejas»

Los jueces también ordenan a la ciudad de Toronto a que emita licencias matrimoniales a «parejas» y ordena al registro civil de la provincia de Ontario que «acepte la inscripción de los certificados de matrimonio de Kevin Bourassa y Joe Varnell y de Elaine y Anne Vautour».

Estas dos parejas homosexuales habían presentado una demanda contra las leyes canadienses por no considerar sus matrimonios de la misma forma que se tratan las uniones heterosexuales.

Durante el juicio, el representante del Fiscal General dijo que el concepto de matrimonio se basa en la idea de dos géneros y negó que las parejas homosexuales pudiesen constituir matrimonios.

Pero el tribunal consideró que «la violación de los derechos de igualdad de las parejas bajo la Constitución, no puede estar justificada en una sociedad libre y democrática» y cree que un cambio «simplemente asegurará que las parejas de sexos opuestos y las parejas del mismo sexo reciben tratamiento igual ante la ley».