Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Las Pensiones para los hijos mayores de edad por causa de separación o divorcio

¿Que pasa cuando los hijos a los que pasamos una pensión por separación o divorcio alcanzan la mayoría de edad?

El abogado D.Ramon Tamborero y Del Pino nos ilustra.

Publicado el

La cuestión se traslada entonces al tema de la existencia efectiva y actual de actividad remunerada, ya que afirma que la tienda se cerró precisamente tres semanas antes de la declaración.

Lo cual parece corresponderse con lo que manifiesta H-2 y con el hecho que en el Ayuntamiento no haya constancia de que H-1 tenga establecimiento ni actividad a su nombre. La situación actual es que ni el cese efectivo de esa tienda ni sus circunstancias se acreditan; ni tampoco, claro está, hay prueba de las alegaciones que sobre este tema expuso el letrado contrario en el acto de la vista.

Es cierto como informaba el Ministerio Fiscal, que no hay constancia efectiva de que actualmente H-1 tenga ingresos suficientes; tal postura, sin embargo, no se estima determinante de la resolución cuando estamos hablando de que una persona deba seguir pagando unas cantidades a otra, que, no sólo tiene capacidad legal de tomar sus propias decisiones sino que ha terminado efectivamente su formación, se ha incorporado a la actividad económica teniendo posibilidad -no abstracta sino muy concreta de trabajar y sin embargo alega que no lo hace, sin que se ofrezca más explicación que la existencia de una asignatura de BUP pendiente o la inscripción a los cursillos antes citados. Y todo ello, en medio de un proceso matrimonial.

Aun aceptando que no hay constancia de que actualmente trabaje, creemos que no existe motivo para la pervivencia de una obligación alimenticia cuando la persona en cuyo favor está establecida, ha tenido oportunidad concreta de un trabajo razonable sin que exista explicación satisfactoria ni transparente sobre la actual alegada inactividad.

Finalmente, y por lo que respecta a la realidad social se apoya íntegramente en la línea jurisprudencial prácticamente uniforme salvo contados casos, por la que se tiende a dar cabida en sede del proceso regenerador de la crisis familiar, la petición de los Alimentos para los hijos mayores de edad, y manteniendo la representación de esos hijos al progenitor en cuya compañía vivan, lo que evidentemente ha sido un importante paso para solventar los graves inconvenientes que la reforma del Código provocó ante la poca disposición que mantuvo el legislador de solventar en una sola modificación todos los problemas sobre los que la Sociedad exigía solución.

Ramon Tamborero y Del Pino

Abogado