Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Ruptura conyugal en Euskadi

La comunidad vasca es una de las que registran menos separaciones de España
El Correo Digital
Viernes, 23 de agosto de 2002

Publicado el

RUPTURA CONYUGAL 1981-1998: En este período se separaron en Euskadi unas 23.000 parejas. La proporción es una de cada siete.
En el cómputo general de la Unión Europea, van al traste una de cada cuatro.

2010: Para ese año, la previsión es que se disuelvan una de cada dos o tres relaciones en la comunidad vasca.

El representante de la Federación de Madres y Padres Separados de Euskadi y Presidente de la Confederación Estal, Justo Sáenz, aseguró ayer que la comunidad vasca es una de las que menos conflictividad registra en materia de separaciones y divorcios.

Las últimas estadísticas disponibles corresponden a 2000, año en que se incoaron 4.048 procedimientos, apenas trece más que en 1999.

Sáenz participa en un curso sobre conflictos familiares organizado por la Universidad del País Vasco en San Sebastián.
En la jornada inaugural llamó la atención sobre el hecho de que el volumen de expedientes de los juzgados de familia no ha experimentado un crecimiento anual significativo en Euskadi. La baja litigiosidad es especialmente perceptible en Guipúzcoa, que registra una reducción de las separaciones achacable, presumiblemente, a la «tradición» de ofrecer programas de atención integral a las parejas rotas.

En el otro extremo se sitúa Vizcaya, con una cifra de rupturas matrimoniales superior incluso a las que contabilizan Álava y Guipúzcoa juntos.

Justo Sáenz indicó que la principales causa de separación es la infidelidad, seguida por el desamor y la monotonía, los malos tratos y, por último, las dificultades económicas, el alcoholismo o la drogodependencia, «a menudo ligados también al maltrato».

Edades más sensibles
El tramo de edad más proclive a la disolución de la pareja se sitúa entre los 35 y 45 años.
A continuación, el de 46 a 55, aunque son las parejas de entre 26 y 35 años las que parecen haber disparado las cifras de divorcios.
No obstante, en esa franja, la mayoría de las relaciones se rompen de mutuo acuerdo.

En 1998, el 72% de las mujeres tomaba la iniciativa de la separación, pero las cifras han cambiado debido al aumento del mutuo acuerdo y de la mediación familiar.
«Las mujeres dan el paso en un 47% de los casos, mientras que la decisión parte del hombre en un 25% y es mutua en un 28%».