Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

SOS PAPÁ denuncia:

12.01.2003 Gijón
S.O.S. PAPA INFORMA Y DENUNCIA
Presunto Juez de Familia corrupto de Gijón
SECUESTRA una niña de cinco años de edad y la retiene con SEDANTES y TRANQUILIZANTES en Casa de Acogida.

Publicado el

HECHOS

La niña de cinco años de edad, a quien llamaremos Eva, es hija biológica de una mujer drogadicta y, al parecer, con problemas psicológicos.

Llevó adelante su embarazo y dio a luz porque una vecina o amiga suya le PROMETIÓ criar al bebé.

Esta mujer, a quien llamaremos María, ha sido la "madre afectiva y custodia de Eva" desde el mismo día de su nacimiento.

María no realizó los trámites oportunos para la adopción legal de Eva; en otras razones, porque ello implica la retirada de la patria potestad de la niña a la madre biológica; su amiga o vecina.

La mujer drogadicta ha quedado recientemente embarazada y pretendió obligar a María a que se hiciera cargo de su nuevo bebé.

María trató de convencerla de que no podía cuidar a otro bebé más y que la ayudaría a buscar otra familia que acogiera a la nueva criatura.

En cambio, la VENGANZA no se hizo esperar. La madre biológica denunció a María y el presunto Juez corrupto ordenó la retirada de Eva de su MADRE María y su internamiento en un centro de acogida de la Comunidad Autónoma del principado de Asturias.

Eva, incapaz de entender por qué NO ESTA SU MAMA con ella, no cesa de llorar y de pedir que la lleven a su casa con su madre.

A Eva se le están administrando medicamentos del tipo ansiolíticos y sedantes para que no altere la vida de la casa de acogida, hasta que este presunto Juez corrupto decida su futuro.

Valoración de los hechos por SOS PAPA.

La legislación española en materia de protección a la infancia establece el régimen de acogida en familias como alternativa a los hogares infantiles para niños en situación de riesgo o abandono.

Por ello entendemos que, en la actualidad, María tenía a la niña Eva en régimen de acogida demostrable por vía testifical.

La legislación española antes mencionada obliga a los poderes públicos a actuar con cautela ante situaciones de riesgo y SIEMPRE a cooperar con el entorno familiar o afectivo del menor.

Por ello, la primera medida a adoptar, tanto por el Juez como por la administración y ministerio Fiscal, es oír a María, a los profesores de Eva, y a aquellas personas del entorno de Eva y María y constatar que Eva está bien cuidada por María y que NO ES PRECISO ADOPTAR MEDIDAS URGENTES.

Después se debiera, tal como ordena la ley, valorar la situación de la menor y de su madre afectiva y proceder a la regularización legal de la situación sin CAUSAR TRAUMAS A LA MENOR.

Por todo lo expuesto, consideramos que estamos ante un caso de MALTRATO INSTITUCIONAL producido por un Juez.

Entendemos que la mera condición de MADRE BIOLÓGICA no da derecho alguno sobre el hijo y máxime cuando esta persona ha eludido TODA RESPONSABILIDAD DE CRIANZA Y CUIDADOS al menor.

Denunciamos que el sistema actual haya primado los supuestos DERECHOS DE UNA MUJER en detrimento de los derechos de UNA NIÑA Y DE OTRA MUJER; y entendemos que estos hechos son debidos a las actuales políticas de género que no podemos por menos que calificar de ABERRANTES.

Lamentamos y denunciamos que en España no existan medios legales para PENALIZAR a los responsables de tales hechos.

Luchamos para que el Código Penal tipifique y penalice este tipo de maltrato a la infancia y a los padres y madres que sufren sus secuelas. Exigimos de las Autoridades Españolas y Europeas y al CGPJ que adopten medidas urgentes para depurar responsabilidades y evitar, en un futuro inmediato que ningún Juez use la toga para perpetrar este tipo de aberraciones.

Por el HONOR y el buen nombre de la JUSTICIA ESPAÑOLA llamamos a la ciudadanía a la movilización y denuncia de estos hechos.

Agradecemos a cuantas personas, asociaciones e instituciones estén dispuestas a ayudarnos a DIFUNDIR esta noticia y a denunciar estos hechos.