Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Los extranjeros podrán acceder a procedimientos de divorcio en España aunque sus estados de origen lo impidan

El vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que el Ejecutivo central llevará a cabo una reforma del artículo 107 del Código Civil para que los extranjeros residentes en España puedan acceder a procedimientos de separación o divorcio cuando la normativa de sus países de origen no albergue esta posibilidad.

Publicado el

13/01/2003, Redacción

El anuncio de Rajoy se ha realizado este pasado fin de semana con motivo de su intervención en una Convención celebrada por el Partido Popular (PP) en Barcelona bajo el título
'Convención Nacional sobre Inmigración: Legalidad e Integración', en el transcurso de la cual estuvo acompañado, entre otros, por el ministro de Interior, Ángel Acebes.

Cabe recordar que el pasado mes de octubre, la adjunta primera al Defensor del Pueblo, María Luisa Cava de Llano, daba a conocer las intenciones del Ejecutivo de llevar a cabo una reforma del artículo 107 del Código Civil para permitir que mujeres provenientes de estados con una normativa sexista o contraria a los derechos de la mujer en materia de divorcio y separación pudieran solicitar la aplicación de la ley española en su beneficio.

Esta modificación del articulado de la normativa sobre separación y divorcio parte de la solicitud efectuada el pasado mes de junio por el Defensor del Pueblo español ante la queja presentada por una ciudadana marroquí residente habitual en España que creía ser víctima de discriminación al serle aplicada en su demanda de divorcio la legislación de su país al respecto, favorable al hombre.

Tras estudiar el caso, Enrique Múgica elevó la petición al Ministerio de Justicia, alegando que la actual redacción del artículo 107 vulneraba el principio de igualdad presente en la Carta Magna y en los convenios internacionales sobre derechos humanos.

Según el articulado actual del citado artículo del Código Civil, "la separación y el divorcio se regirán por la ley nacional común de los cónyuges en el momento de la prestación de la demanda; a falta de nacionalidad común, por la ley de residencia habitual del matrimonio, y, si los esposos tuvieran su residencia habitual en diferentes estados, por la ley española (...)".