Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

La federación vasca de padres separados denuncia el escaso apoyo del Gobierno

Diario Vasco
Martes, 24 de diciembre de 2002
Al Día
[RAMÓN CASTRO/EFE]

Publicado el

Agipase logra reducir en Gipuzkoa la conflictividad de las separaciones.

Destaca la labor de la Diputación y los ayuntamientos de Donostia e Irún MIKEL SORO./DV. SAN SEBASTIÁN

Los hijos menores son los perjudicados en las situaciones de separación de cónyuges.

'LOS DATOS Victimas mortales: Hasta octubre de 2002 hubo 109 muertes, de 62 mujeres y 47 hombres.

Malos tratos: En 2001 hubo 32.116 denuncias judiciales.

Denuncias: El 75,5% fueron interpuestas por mujeres.

Absoluciones: El 73% de las sentencias fueron absolutorias.

Suicidios: En 1999 se suicidaron 72 separados y 17 separadas.

Euskadi: El 37% de los menores no recibe pensión alimenticia.
El 38% tiene problemas por no ver a sus progenitores.
El 50% de los separados no tiene casa.
La mayoría de separadas carece de empleo fijo.

El presidente de la Asociación Guipuzcoana de Padres Separados (Agipase) y miembro de la Federación Vasca, Justo Sáenz , lamentó ayer en el balance anual que el Gobierno Vasco se implique «poco y tarde» en la solución de los problemas que se generan cuando hay una separación con hijos.

Puso como ejemplo que Emakunde tampoco ayuda a las mujeres atendidas por Agipase «porque somos una entidad mixta, aunque hay 550 mujeres afectadas».

Denunció Sáenz que las instituciones vascas no aportan ni un euro a sus Puntos de Encuentro ni a la atención de mediación familiar ni al Plan de Ayuda a las Familias en Crisis.

«Somos voluntarios, pero profesionales. Trabajamos 22 personas y este año hemos tratado a 900 personas, 100 más que el año pasado. Con seis millones de pesetas de presupuesto», se quejó.

En cambio, Sáenz alabó las aportaciones forales y el apoyo continuado de los ayuntamientos de Donostia e Irún.

Asimismo destacó que disponen de una subvención de Lakua por estar vinculados al Foro Europeo de Problemas Familiares y a la unión que mantienen con idéntica asociación en Aquitania, más curtida en la búsqueda de soluciones a este conflicto.

Sáenz, acompañado de Mirari Bergara, trabajadora social y Marisol Palacios, abogada y mediadora de la federación, dio a conocer ayer que la labor de mediación familiar que realiza la Federación de Padres Separados en Euskadi ha conseguido reducir el problema de la violencia doméstica, especialmente en Gipuzkoa. Según sus datos estadísticos, ha descendido en el último año del 44% al 27% gracias a la labor de esta entidad. En Álava ha caído hasta el 38% y en Vizcaya bajó del 40 al 38% «cuando la media del Estado es de un 60% de conflictividad familiar».

La guipuzcoana Agipase, con sus dos puntos de encuentro denominados 'Kidetza', en Irún y San Sebastián, más su trabajo de asistencia y mediación familiar en su sede donostiarra de Txara 1, ha atendido más de la mitad de las separaciones y divorcios llevados a cabo en nuestro territorio, con el dato positivo de que en la mayoría se ha conseguido evitar los malos tratos conyugales y daños físicos y sicológicos a los hijos.