Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Recomendaciones para los Padres Separados

Mikel nos dice:

Publicado el

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA POR AMBOS PROGENITORES

En condiciones normales, el niño durante la primera infancia está construyendo el conocimiento y los sentimientos propios de la representación de los padres, como incondicionales y eficaces.

Necesitan sentir que tienen unos padres que le quieran y estén a su disposición, con los que se comunican y con los que disfrutan de su presencia, juegos y cuidados...

Los problemas o la separación de los padres son un motivo de grave conflicto emocional para los niños de esta edad, porque les resulta incomprensible que el vínculo familiar pueda estar sujeto a semejantes conflictos o se rompa.

La ruptura, los frecuentes conflictos que suelen acompañarla, los comentarios y conductas destructivas que deslegitiman a ambos padres, la lucha por la tutela o los cuidados de los hijos, etc. frecuentemente arruinan o deterioran el vínculo que el niño tiene con cada uno de los padres y le llenan de miedo al abandono definitivo, a la vez que le transmiten la creencia de que los vínculos intrafamiliares son poco consistentes.

En relación a las separaciones, manteniéndose unidos o haciendo un proceso de ruptura en el que le dejen muy claro al menor que, tanto el padre como la madre le seguirán siendo incondicionales y que lo que están ejerciendo es un derecho, el de separarse, sin que, por ello, deba deteriorarse su imagen.

Cuando las parejas divorciadas actúan de acuerdo, la ruptura acaecida en el funcionamiento de la familia parece ser menos extrema y el restablecimiento de la normalidad se produce antes.

Algunos autores han visto que incluso cinco años después del divorcio el factor más importante que influía sobre un buen reajuste psicológico del niño consistía en una relación estable y cariñosa con ambos progenitores.

Es importante señalar que la mejor situación para los hijos de divorciados es aquella en que se mantienen estrechas relaciones con ambos progenitores y no exclusivamente con uno de ellos.

Los hijos de divorciados que mantienen relaciones positivas con sus padres puntúan más bajo en medidas de tensión y agresividad y más alto en eficacia de trabajo y con interacción social que los niños con malas relaciones familiares.

Por último, señalar algunos mensajes clave para recordar al niño y a los padres:

* Resaltar al niño cuántas personas se preocupan por él. De esta forma borrar el posible miedo a sentirse abandonado, o a quedarse solo.

* Seguirá disponiendo de ambos padres, en todos los aspectos que él precise, aunque no vivan juntos.

* No caer en la sobreprotección del hijo, se le debe tratar como a un niño “normal” de su edad.
Si no se actúa de esta manera el niño acabará comportandose de forma inmadura y más infantil de lo que le corresponde.

* Hablar con el niño del otro progenitor con argumentos reales.

* Evitar reproches, insultos y acusaciones innecesarias.

* Evitar tener enfrentamientos delante del niño.

* No utilizar a los hijos en contra del otro progenitor

* No llevar los horarios de visita de forma rígida, escuchar también qué quiere el menor.

* No crear falsas expectativas al niño con promesas que no se puedan cumplir.

* Alentar las opiniones positivas que el niño tenga de ambos progenitores.

* Tratar entre ambos padres todo lo relacionado con la educación, salud...etc., del menor.

Un Saludo

Miguel