Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

El TS da la razón a un hombre que retiró la pensión a sus hijos al conocer que no eran suyos

LA RAZÓN DIGITAL sábado 7 de diciembre de 2002

Publicado el

J. P. - Madrid.-
La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, que preside Ignacio Sierra Gil de la Cuesta, ha dado la razón a un hombre que se enteró de que no era padre biológico de sus dos hijos meses después de separarse de su esposa y acordar pagarles una pensión y cederles la mitad de la vivienda familiar.

El Alto tribunal ha declarado la no paternidad del recurrente respecto de los que hasta este momento gozaban de los derechos que les concedía el convenio de separación.
La sentencia, redactada por el magistrado Román García Varela, anula la dictada por la Audiencia Provincial de Santander en marzo de 1997, que consideró caducada la acción emprendida por el recurrente para impugnar la filiación paterna respecto de los que creía sus hijos, un chico y una chica.
La Sala de lo Civil destaca que no es imputable al recurrente «demora o dejación», puesto que no tuvo conocimiento de que «su presunta paternidad no se correspondía a la verdad biológica» hasta marzo de 1994.

Tres meses antes, al separarse de su esposa, había acordado un amplio régimen de visitas a sus hijos, pasarles una pensión mensual de 20.000 pesetas para su educación y manutención y cederles la mitad de la vivienda familiar.

«Verdad real» del caso

La sentencia recuerda que el espíritu de la legislación civil pretende que «prevalezca la verdad real sobre la presunta resultante del estado matrimonial».

Además, subraya que la protección integral a los hijos que contempla la Constitución Española «clama contra la inexactitud en la determinacion de la paternidad que incidiría en la anomalía de atribuir la potestad sobre ellos a quién no es su progenitor».

Asimismo, la sentencia pone de manifiesto que el recurrente no tuvo conocimiento de no ser el verdadero padre antes de la fecha de la demanda, tal y como se desprende del contenido del convenio de separación matrimonial.

El Tribunal destaca por último en su sentencia que las investigaciones que determinaron la no paternidad proceden del Departamento de Fisiología y Farmacología de la Universidad de Cantabria.