Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

¿El interés más necesitado de protección.?

Hola, mi nombre es Vicente J. Ibáñez Valverde, soy Psicologo Forense y vivo en Madrid; me gustaría lanzar a la red algunas de las cuestiones de nuestro trabajo que más podrían interesar

Publicado el

¿Que sino maltrato es el caso del niño D.A.G., a quién su madre no dejó tener relación con el padre desde los 3 hasta casi los 10 años de edad, llegando a forzar situaciones judiciales de auténtica somatización en el niño, denuncias e intervenciones policiales, al extremo de que tuviera que ser recogido por la fuerza pública en el colegio?, para luego darse el caso de que el niño llegase a confesar que hacía "todo eso porque si no su madre se iba a enfadar".

O el caso de la niña G.V.M., que tras la muerte de su madre a los 7 años de edad, se convierte en el objeto de litigio entre su padre y sus abuelos maternos, más por un problema de deuda económica y de necesidad de autojustificación que de verdadero interés por la niña, que a nadie parece preocupar que se encuentre necesitada de psicoterapia tras el shock emocional que le supuso la muerte de la madre.

B) En el segundo de los supuestos se encuentra el Maltrato Institucional, que continuando con el último ejemplo citado, hace que los niños sufran estrictamente de una victimización secundaria cuando se hace primar los intereses de los padres o de los abuelos sobre su "interés más necesitado de protección"; en esa misma línea señalaba M.Ramírez que la propia mecánica judicial les hace:
1.- Víctimas de un sistema legal eminentemente contencioso
2.- Víctimas de un sistema legal un tanto inoperante
3.- Víctimas de un sistema legal falto de las debidas garantías para proteger su intimidad y derecho a la neutralidad

El sistema contencioso, al que además aboca de modo casi automático la práctica forense, salvo que los propios interesados tengan una expresa voluntad de negociación y pacto, como analizábamos en una investigación publicada en 1994 (Ibáñez, de Luis, Coy y Benito), es además notoriamente inoperante como muestra el "escandaloso" e imposible de controlar judicialmente nivel de incumplimientos en materia de Régimen de Visitas y de abono de Pensiones Alimenticias, y también es un sistema falto de garantías de intimidad y neutralidad para los niños y niñas, como muestra el hecho de que las exploraciones judiciales suelan resumirse en preguntarles "¿con quién quieres vivir?" y que luego se levante de ello un "acta", que incluso llega a hacerse firmar a niños de 10 o 12 años, y cuyo conocimiento es público y notorio para sus padres.

Para retomar el principio, ¿no parece al menos curioso que todo lo apuntado pase en un sistema cuyo principal motivo es defender "el interés más necesitado de protección"?