Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

EL DESARROLLO EMOCIONAL EN EL NINO PREESCOLAR.

Autor: Lic. Edgar García. Todo docente responsable del trabajo de orientación pedagógica dirigido a padres, madres y a todo aquel adulto responsable del cuido de niños y niñas en edad preescolar, tiene la obligación apremiante...

Publicado el

de aproximarse de una manera interesada a las variadas teorías que explican el desarrollo integral de los individuos para así tener una visión real y objetiva de los procesos involucrados en la formación de la personalidad en el niño.

Estos conocimientos van a sustentar la información que de una manera clara y sencilla llegará a los adultos significativos que intervienen en la crianza de los más pequeños.

Sin dudas, que el desarrollo total de las personas se manifiesta a través de una serie de cambios en el funcionamiento del organismo, desde el mismo momento de la concepción hasta la adultez y este será estimulado o limitado, en reiteradas ocasiones, por el entorno familiar y social.

Las potencialidades presentes en el niño dentro del orden cognitivo, afectivo y social van a depender en gran medida de los procesos madurativos que suceden en el ámbito orgánico, estrechamente relacionados con factores externos.

Hasta ahora los aportes e la teoría de Piaget y Erickson han contribuido al fundamento de Proyectos y Programas Educativos de intervención temprana orientados a estimular adecuadamente las potencialidades del preescolar desde el mismo momento de llegar al mundo.

Cuando Piaget estudia el desarrollo psíquico, explica que el individuo al relacionarse con el medio ambiente, construye progresivamente una conciencia intelectual y moral para conformar así al sujeto social.
Y añade que el desarrollo afectivo y cognitivo son procesos paralelos y entrecruzados, en donde se combinan, según Maier (1969) los siguientes elementos:
"La maduración" del sistema nervioso. " La experiencia", cuando actúa sobre el entorno físico.
"La transmisión social", influenciado por el cuidado de los adultos.
"El equilibrio" o autorregulación.

Para Piaget, el equilibrio es el elemento central de su teoría del desarrollo. Enfatiza que el crecimiento mental y emocional progresa de niveles inferiores a otros superiores, como respuesta a la necesidad que tiene el organismo de adaptarse y encontrar el equilibrio o autorregulación entre él mismo y su ambiente a través de los procesos de asimilación y acomodación.

Este desarrollo se manifiesta por medio de los periodos sensoriomotriz, preoperacional, de las operaciones concretas y el de las operaciones formales.

La etapa sensoriomotriz que abarca los dos primeros años de vida del niño, es donde desarrollan los esquemas sensoriomotores, para lograr así coordinar la estimulación sensorial:
Surgen los primeros hábitos elementales, las sensaciones, las percepciones y las emociones. Al final alcanza la noción de permanencia del objeto.
Y al combinar esquemas, organiza sus propias estructuras cuando actúa con los objetos, el espacio, el tiempo y se interrelaciona con el medio ambiente.