Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Importancia de la figura paterna

EN EL DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD DEL NIÑO Y LA NIÑA PREESCOLAR.

Autor: Lic. Edgar García.

Publicado el

En la actualidad existe todo un entramado social con su trasfondo ideológico y cultural de excluir directa e indirectamente al padre de su relación armónica con sus hijos e hijas y así imponer de una forma avasallante, la relación madre-hijo como la más nutritiva y suficiente, para que éstos se desarrollen de una manera integral.

Si bien es cierto que la relación que tiene la madre con sus hijos es mucho más íntima, porque ese contacto emocional se anida y graba en sus cuerpos desde el mismo vientre, durante los nueve meses de gestación.
Pero también es cierto, que durante el embarazo, el padre hace contacto afectivo con su hijo cuando acaricia la barriga de su pareja y le habla al bebé.
Al establecer comunicación cuando contesta con palmadas, las patadas que da su hijo al sentir su presencia (Manrique, 1986).
El contacto no es visceral pero si es asumido, real y consciente.

La realidad de nuestras familias es que cada día se difumina la presencia de la figura paterna para reforzar la relación madre-hijo. Aunque en nuestro país no existe una estadística que manifieste cuantos hogares carecen de la presencia física o afectiva del padre en el hogar, indirectamente se pueden contar con las cifras aportadas por Cordiplan y UNICEF, en el análisis realizado sobre la situación de la infancia, la juventud y la mujer en Venezuela.

Los datos indican lo siguiente:
a) El crecimiento del número de hogares con "jefatura femenina" aumentó del 19,7% a 24,3% entre los años de 1970-1980.
Sin embargo agregan que el porcentaje constituye un "subregistro", porque muchos declaran que el jefe de casa es el padre aunque no comparta el hogar;
b) En el año de 1996 entre los hogares sin parejas, existían 366.895 (jefes hombres) y 985.299 (jefes mujeres).
Y para el año de 1997 se registraron 354.796 (jefes hombres) y 965.299 (jefes mujeres). (Morillo, 1999. Junio 20).

Las cifras describen una tendencia sostenida de que cada día los niños de este país crecerán sin la presencia de un padre real en su hogar o fuera de este y con la plena seguridad de no tener siquiera la oportunidad de estar afectivamente vinculado.