Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

ATENTADOS EN CONTRA DEL VÍNCULO DE LOS HIJOS CON EL PADRE NO CUSTODIO: EL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL

Julio Bronchal Cambra, Psicólogo Colegiado Nº.: PV-07798 juliobronchal@terra.es

Publicado el

Su primera manifestación es una campaña de difamación contra uno de los padres por parte del niño, campaña que no tiene justificación.

El fenómeno resulta de la combinación del sistemático adoctrinamiento de uno de los padres y de las propias contribuciones del niño dirigidas a la vilificación del progenitor objetivo de ésta campaña denigratoria" .

El Dr. Gardner enfatiza el argumento de que si "el maltrato o la negligencia hacia el menor está demostrado" y la aversión y animosidad del niño está justificada, el PAS no sería una explicación apropiada de los sentimientos infantiles ya que éstos estarían debidamente fundamentados.
Una definición más comprensiva del PAS es la proporcionada por el Dr. Lowenstein que lo define como “(...)la acción consciente de uno de los padres en contra del otro para que pierda el afecto, el amor, el respeto y la consideración de sus hijos.”

Como ejemplos de comportamientos alienadores (manipuladores) podemos citar los siguientes:
§ Impedir que el otro progenitor ejerza el derecho de convivencia con sus hijos
§ Desvalorizar e insultar al otro progenitor en presencia de los niños y en ausencia del mismo.
§ Implicar al entorno familiar propio (nuevo cónyuge, abuelos...) en el lavado de cerebro de los hijos
§ Ridiculizar los sentimientos de afecto de los niños hacia el otro progenitor
§ Premiar las conductas despectivas y de rechazo hacia el otro padre
§ Aterrorizar a los niños con mentiras con la figura del progenitor ausente insinuando o diciendo abiertamente que pretende dañarlos o, incluso, matarlos.
§ Presentar falsas alegaciones de abuso (físico y/o sexual) en los tribunales para separar a los niños del otro progenitor.
§ Intentar cambiar los apellidos de los hijos para que pierdan el del progenitor alienado.
§ Cambiar de domicilio, incluso a miles de kilómetros, con el único fin de destruir la relación del padre ausente con sus hijos.
§ Presentar al nuevo cónyuge a los hijos como el nuevo padre o madre...

Pueden ser presentados muchos más ejemplos de actitudes y comportamientos encaminados a la destrucción total de los vínculos familiares entre los niños y el otro progenitor pero no tendría un sentido práctico el hacerlo. La pequeña muestra presentada da una idea cabal de contenido de estas conductas.

Es común observar que toda esta constelación de conductas manipuladoras repugna a cualquier persona madura por considerarla, intuitivamente, como gravemente lesiva para el normal y saludable desarrollo de cualquier niño.
Estos sentimientos de rechazo hacia estas actitudes tienen su respaldo en la investigación psicológica.
Efectivamente, inducir a un niño, injustificadamente y obedeciendo a los propios intereses, a que rechace a uno de sus padres es una forma grave de maltrato hacia un menor, es una forma de abuso infantil, como reconoce la literatura especializada (Gardner, R., 1999; Brandes, J. R. 2000) y una violación directa e intencionada de una de las obligaciones más fundamentales de un progenitor:
la promoción y el estímulo de una relación positiva y armoniosa entre el hijo y su otro padre.

-----------------------------------------
Gardner, R. (1992). “The Parental Alienation Syndrom: A guide for mental health and legal professionals”, Cresskill, NJ: Creative Therapeutics
Lownstein, L.F. (1999). “Parental Alenation Syndrom”. Justice of Peace, vol. 163, No. 3, p 47-50.
Gardner, R. (1999). “Parental Alienation Syndrom (2nd. Edition), Addendum-June 1999.” Creative Therapeutics, Inc, Cresskill, .J. 07626.
Brandes, J. R. (2000). “Parental Alienation”. New York Law Journal, March 2000.