Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Un juez de Ferrol decidirá si aborta una adolescente de 15 años

Los no nacidos tampoco son "propiedad exclusiva" de las madres
LA VOZ DE GALICIA 3/10/02
-La chica y su novio quieren continuar con el embarazo pero los padres de ella se oponen

Publicado el

-Familiares del futuro padre recurrieron a los tribunales para que resuelvan el caso Una menor sólo puede abortar con el consentimiento de sus progenitores Un juez de Ferrol decidirá si una adolescente embarazada de Ares tiene o no su bebé. La adolescente tiene 15 años y su novio, 18. Los padres de ella quieren que aborte. El novio y sus padres, que dé a luz. Por ello, éstos últimos resolvieron recurrir a los tribunales para que diriman el caso. La intervención del juez de guardia, la noche del pasado martes, a pesar del secretismo establecido en las medidas judiciales, destapó el caso. Al domicilio de la joven llegó, pasadas las diez de la noche, el magistrado José Luis Aulet Barros. Acompañaban a la autoridad judicial el médico forense del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 3 y agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Viajaban en tres automóviles. La primera medida adoptada por Aulet Barros fue el traslado de la gestante a casa de unos familiares próximos, optando así por apartarla de unos padres que pretenden que interrumpa su embarazo.
A ello se opone taxativamente la muchacha, su chico y los padres de éste. Fueron estos últimos, según parece, quienes acudieron al juez de guardia para solicitar su intervención.

Se cree que el contencioso familiar, en el seno de la muchacha, surgió hace pocos días cuando ella informó a sus progenitores de que estaba embarazada y que pretendía continuar y tener el bebé porque así lo habían decidido ella y su novio.

Se trata de una situación poco común porque, generalmente, ante otros casos de niñas-madre, se opta por la interrupción voluntaria del embarazo acogiéndose a uno de los supuestos legales, como puede ser el grave peligro para la salud de la madre.
Es precisamente éste uno de los casos más claros que aparecen en el ordenamiento jurídico español.