Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

El Derecho Norteamericano y la Custodia de menores

Kellee A.Brown

La custodia legal de un menor incluye el derecho a decidir todo lo relativo a la crianza del niño, educación,cuidados médicos,instrucción religiosa, desarrollo...

Publicado el

Tradicionalmente, los jueces también toman nota de la integridad y el "estilo de vida" de los padres en competencia y sus posibles efectos sobre el menor.
No es probable dentro de esa percepción, que a una madre adúltera se le otorgue la custodia.

De modo similar, en muchos estados los progenitores homosexuales encaran mayor dificultad en obtener o conservar la custodia.

En muchas jurisdicciones, sin embargo, la tendencia actual es darle menos énfasis a las cualidades morales de uno u otro padre, salvo en caso en que las actividades o la conducta de ese padre pudieran tener un efecto nocivo sobre el hijo.

En todo caso, el padre al cual no se le otorgue la custodia tendrá por lo general derechos de visita a fin de mantener la mayor estabilidad posible en la vida del menor después del quebrantamiento familiar, y de modo que ambos padres sigan dedicados al hijo.

Sólo en caso de que se juzgue que tales visitas son gravemente perjudiciales para el menor serán éstas totalmente denegadas.
Los jueces prefieren por lo general no puntualizar al respecto, estableciendo solamente derechos "razonables" de visita.

En muchos divorcios contenciosos, sin embargo, eso no funciona así y el juez deberá establecer un calendario de visitas con fechas y condiciones específicas.

La custodia compartida es una alternativa que muchos prefieren.
Si bien muchas veces conlleva que los padres compartan la custodia física del hijo, y que el hijo viva alternativamente con uno u otro de sus progenitores en base rotativa, la solución no tiene que ser necesariamente esa.

En efecto, en muchos casos de custodia compartida los arreglos relativos a la custodia física son similares a los de la custodia exclusiva por uno u otro de los padres.
La diferencia estriba en que en la custodia compartida los padres comparten la autoridad de decidir en los aspectos fundamentales atinentes al hijo.

Se ha discutido en efecto si la custodia compartida es la mejor solución para los hijos.
En todo caso, en la mayoría de los estados hay leyes que permiten la custodia compartida y en algunos hay aun una presunción en favor de este sistema.