Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

¿CÓMO ABORDAR EL DIVORCIO?: Una experiencia personal

ALVARO ALEXIS YÁNEZ OYARZUN
Evolución de los padres hasta la Custodia (tenencia, Tuición) compartida de los hijos

Publicado el

.I OBJETIVO
§ Mi intención es compartir con otros lo que ha sido hasta la fecha, la experiencia personal más compleja y dolorosa por la que he atravesado: la ruptura matrimonial.

Estas líneas no pretenden servir de guía para aquellos que pasen por el mismo transe, no soy un experto, sólo me he divorciado una ves y mi especialidad no es la sicología. Quizá en esto hay sólo una suerte de desahogo, de terapia auto impuesta, que me ha permitido ordenar ideas y emociones.

II. CONCLUSIONES §
La ruptura matrimonial ha sido un proceso y no un evento aislado. Un conjunto de etapas secuenciales, marcadas por distintos estados han caracterizado mi mundo emocional y afectivo durante este proceso. Desde la etapa del shock inicial, la aceptación de la perdida, la identificación de las responsabilidades y el vislumbre de nuevos proyectos.
El racionalizar y entender aquello por lo que estoy pasando, facilita el proceso, permite buscar ayuda, genera esperanzas....

§ Los sentimientos y emociones enfrentados en este proceso son compartidos por muchos que pasan y han pasado por el mismo transe. Del contacto con testimonios, grupos de autoayuda, especialistas y literatura técnica, sorprende la similitud en las sensaciones, sentimientos y emociones por las que atraviesan personas enfrentadas al divorcio.
Ello nos ofrece la posibilidad de nutrirnos con la experiencia de terceros.

§ La ruptura matrimonial produjo estrés en todos los implicados.
Cónyuges, hijos, familia ampliada y amigos tuvieron que experimentar los efectos y debieron adaptarse a una nueva situación.
El entender esto contribuyo a encontrar salidas más rápidas y positivas al dolor.
La empatía ayuda a llegar a acuerdos con la ex cónyuge, nos permite asumir de mejor forma nuestra paternidad y continuar viviendo.

§ Los hijos, son quizá los más afectados y los que necesitan más ayuda para superar la ruptura.
La separación significa para los niños la amenaza del derrumbe del 100% de su mundo conocido.
Los niños son frágiles, están en etapas primarias de su formación intelectual, emocional y de valores.
Los niños no están en condiciones de pedir ayuda y muchas veces ni siquiera en condiciones de expresar su dolor, padecen y los efectos muchas veces se manifiestan de manera insospechada y diferida temporalmente.

§ El remplazar nuestra sociedad conyugal rota, por una sociedad parental es un camino deseable para ayudar a nuestros hijos en este difícil camino.
Los padres debemos continuar siéndolo.
Esto significa que ambos padres debemos procurar mantener: las responsabilidades propias de la crianza, los derechos para incidir en la formación de los hijos, debemos coordinarnos, cooperar y tener espacios de convivencia con ellos.

§ Existen distintas formas de administrar la crianza de los hijos en escenarios de ruptura matrimonial.
Si bien mi hijo quedó expuesto a situaciones de mayor riesgo, es posible, es deseable, es necesario encontrar un modelo que le permita a todos los afectados superar la crisis.
La tenencia monoparental materna, la tenencia monoparental paterna y la tenencia compartida son alternativas que deben ser exploradas por los padres.