Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

ANUPA: sentencia sobre tenencia (custodia, tuición) compartida de los hijos

Información suministrada por el Dr.Daniel Rubin
El primero donde se otorga la tenencia compartida de oficio ante el reclamo cruzado de ambos padres reclamando para sí la tenencia uniparental. El fallo fue apelado sólo por la madre.

Publicado el

Está publicado en La Ley Buenos Aires (Jurisprudencia de la Prov. de Buenos Aires LA LEY, Año 8, nro. 11 diciembre 2001), y pertenece a la Cámara Civil y Comercial de Azul, Sala II, del 4/6/2001, T, CA c M., J, que confirmó el fallo de primera instancia del Juz. Civil de Azul.
Tiene una muy buena nota a fallo de Mariana Hollwec y Graciela Medina. Estas autoras, entre los antecedentes a favor de la tenencia compartida, citan la labor de ANUPA.

Hechos: El Juzgado Civil de Azul decidió -y la Cámara ratificó- otorgar la tenencia compartida de un menor, en forma alternada a ambos padres, ya que, desde que se había producido el divorcio vincular entre ellos, se habían generado varios conflictos, que consideró se solucionarían haciendo responsable del menor a ambos progenitores.

La madre inició el juicio de tenencia, y el padre, a su vez, reconvino -contrademandó- pidiendo también la tenencia. El Juez, salomónico, otorgó la tenencia compartida a ambos.

Sumarios del fallo: "Corresponde conferir la tenencia compartida o alternada de un menor a ambos progenitores, si el niño manifestó la necesidad de estar más con su padre y entre los mismos se han generado varios conflictos, sin que se pueda determinar que uno es mejor que el otro para otorgarle la tenencia, pues el precepto básico que rige la materia y, sin soslayar la preferencia que por la madre confiere la ley a los menores de cinco años, es el interés del menor".

"El ejercicio de la tenencia compartida o alternada -en el caso, se la otrogó debido a la gran cantidad de conclictos suscitados entre ambos progenitores- implica el ejercicio conjunto de la patria potestad y consiste, esencialmente, en reconocer a ambos padres el derecho a tomar decisiones y distribuir equitativamente, según sus distintas funciones, sus recursos, posibilidades y características personles, responsabilidades y deberes, basándose en la indubitable necesidad del niño de contar con ambos progenitores, atendiéndose a las soluciones de raíz constitucional que atienden al interés superior del niño".

"Corresponde otorgar la tenencia compartida del menor a ambos progenitores si el sistema de tenencia que regía desde el divorcio -en el caso, a cargo de la madre- fracasó por causas endilgables a aquéllos, que no logran la mínima comunicación en armonía para proveer las soluciones que demanda la crianza del hijo común procurando cada uno para sí la tenencia exclusiva".