Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

La Ley de Divorcio en España

Según MARINA ORTIZ IBAÑEZ. ABOGADO ESPECIALISTA EN FAMILIA

Publicado el

4. Efectos:

Los efectos de la separación y el divorcio pueden ser personales o patrimoniales y se producen tanto con respecto a los propios cónyuges, como con respecto a los hijos del matrimonio y se pueden regular por los propios cónyuges.
En caso de desavenencias, será el Juzgado el que los determine.

Para regular los efectos de la separación o el divorcio, cuando se soliciten de mutuo acuerdo, los cónyuges deberán adjuntar a la demanda un Convenio Regulador.
En el caso de ser necesaria la vía contenciosa el citado convenio se sustituye por unas Medidas que dicta el Juez, vinculantes para ambos.

Tanto el Convenio como las Medidas deberán contener la regulación concreta sobre los siguientes aspectos: Hijos, custodia de los mismos, domicilio, pensión por alimentos, visita a los hijos por parte del no custodio, pensión compensatoria para el cónyuge y adjudicación de los bienes del matrimonio. a. Especial referencia a los efectos con respecto a los hijos.

Las consecuencias de la separación con respecto a los hijos del matrimonio son las que más pueden interesar al docente.

Como se ha indicado, el Convenio Regulador o en su caso, si no se ha llegado a un acuerdo, las Medidas dictadas en Sentencia por el Juez, deben contener una regulación con respecto a los hijos del matrimonio, sobre todo si son menores de edad.

Por tanto, deberá de establecer una normativa a seguir que contemplará al menos los siguientes extremos:

1. Patria potestad:
El Código Civil no recoge una definición de lo que se entiende por patria potestad, delimitando únicamente los siguientes derechos y deberes que la comprenden: velar por los hijos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos, procurar una formación integral, representarlos y administrar sus bienes.

Antes de la modificación del Código Civil, era únicamente el padre quien la ostentaba.
En la actualidad, y tras su reforma, será compartida por ambos progenitores, pudiendo decidir cualquiera de ellos al respecto de la educación, la alimentación y los bienes de los hijos.

En casos especiales los padres pueden ser privados de las patria potestad (abuso de los hijos, dedicarlos a la prostitución, etc), si bien, nuestra legislación no da una lista de supuestos en los que quepa la privación de la patria potestad.

Por dicho motivo serán los Jueces los que establezcan en qué casos corresponde acordarla.

Cuando se produce el divorcio o la separación, la patria potestad normalmente será compartida, salvo que se den estas circunstancias especiales.

2. Custodia:
Es la facultad y obligación de cuidar al hijo menor de edad, en su vida cotidiana.
En caso de separación uno de los padres será el que tenga atribuida la custodia del hijo.
Será, por tanto, el custodio el encargado de darle de comer, de vestirlo, llevarlo al colegio, al médico, etc.

En resumen, el que atienda al menor en todo aquello que se refiera a su vida cotidiana.