Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

EN DEFENSA DE NUESTROS HIJ@S

Nuestro ordenamiento jurídico recoge 2 principios básicos:

Publicado el

1-La igualdad de todos los ciudadan@s ante la ley con independencia del sexo u otra condición.

2-La tutela activa que los poderes públicos deben ejercer para defender al menor en el ejercicio de sus derechos y preservar su integridad física y sicológica.

No obstante podemos afirmar que en situaciones de separación/divorcio,con frecuencia,ambos principios son conculcados por las diferentes administraciones,fundamentalmente la de justicia.

Para ello vamos a poner 3 ejemplos actuales de nuestro entorno físico:

A-Un padre en proceso de separación es falsamente acusado por su exmujer de abusos deshonestos a su hija de 2 años.Hoy 3 años después es inocente.
Este hombre ha sido sometido por su exesposa a un maltrato psicológico continuado y severo durante 3 años.
La hija ha sido manipulada vergonzosamente por la madre en un intento de romper todo tipo de relación de la misma con el padre,con consecuencias psicológicas para la menor imprevisibles.

Nadie ha tomado medidas contra esta mujer por maltrato psicológico al padre ni en defensa de la menor.
Tanto los servicios sociales,como la fiscalía o el juez se han inhibido en el caso.

Por el contra el padre sí ha sido sometido a un proceso judicial muy doloroso y a una relación, tutelada por profesionales,con su hija.

B-Un matrimonio se separa en 1992 mediante falsa denuncia de la mujer al marido por malos tratos.
Este es declarado inocente 1 año después.
La guardia y custodia del menor es adjudicada a la madre tanto en la separación como en el divorcio,pese a reconocer explícitamente la sentencia que el padre reune mejores condiciones objetivas y de dedicación al menor.
El juez,a petición de la madre,envía al hijo a un colegio bilingüe(francés/euskera) de Francia,a pesar de la oposición del padre y de informes pedagógicos contrarios a tal medida(lengua materna castellano y desconocimiento total de la madre del francés y del euskera).

Todo con el único objetivo de alejar el menor del padre(profesor en Irún).
Consecuencia repetición de curso con 8 años.