Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Compendio sobre divorcio

Nulidad, separación, divorcio...

Publicado el

1º.- La nulidad del matrimonio:

Es nulo cualquiera que sea la forma de celebración:

1º. El matrimonio celebrado sin consentimiento matrimonial.
2º. El matrimonio celebrado entre personas a las que el Código prohibe el matrimonio, salvo dispensa.
3º. El que se contraiga sin la intervención del Juez, Alcalde o funcionario ante quien deba celebrarse, o sin la de los testigos.
4º. El celebrado por error en la identidad de la persona del otro contrayente o en aquellas cualidades personales que, por su entidad, hubieran sido determinantes en la prestación del consentimiento.
5º. El contraído por coacción o miedo grave. La acción para pedir la nulidad del matrimonio corresponde a los cónyuges, al Ministerio Fiscal y a cualquier persona que tenga interés directo y legítimo en ella, salvo en determinadas circunstancias.
Si la causa de nulidad fuere la falta de edad, mientras el contrayente sea menor sólo podrá ejercitar la acción cualquiera de sus padres, tutores o guardadores y, en todo caso, el Ministerio Fiscal.
Al llegar a la mayoría de edad sólo podrá ejercitar la acción el contrayente menor, salvo que los cónyuges hubieren vivido juntos durante un año después de alcanzada aquélla.
En los casos de error, coacción o miedo grave solamente podrá ejercitar la acción de nulidad el cónyuge que hubiera sufrido el vicio.
Caduca la acción y se convalida el matrimonio si los cónyuges hubieran vivido juntos durante un año después de desvanecido el error o de haber cesado la fuerza o la causa del miedo.
Las resoluciones dictadas por los Tribunales eclesiásticos sobre nulidad de matrimonio canónico o las decisiones pontificias sobre matrimonio rato y no consumado tienen eficacia en el orden civil, a solicitud de cualquiera de las partes, si se declaran ajustados al Derecho del Estado en resolución dictada por el Juez civil competente conforme a las condiciones a las que se refiere la Ley de Enjuiciamiento Civil.

2º.- ¿Quién puede pedir al juez la separación?
Cualquiera que fuera la forma de celebración del matrimonio, puede decretarse judicialmente la separación a petición de:

1º. Ambos cónyuges o de uno con el consentimiento del otro, una vez transcurrido el primer año del matrimonio.
En este caso deberá necesariamente acompañarse a la demanda la propuesta del convenio regulador de la separación.

2º. Uno de los cónyuges, cuando el otro esté incurso en causa legal de separación.

3º.- ¿Cuáles son las causas legales para poder solicitar judicialmente la separación?
Uno sólo de los cónyuges podrá pedir la separación judicial cuando medie en el otro alguno de los siguientes motivos:

1º. El abandono injustificado del hogar, la infidelidad conyugal, la conducta injuriosa o vejatoria y cualquier otra violación grave o reiterada de los deberes conyugales.
No podrá invocarse como causa la infidelidad conyugal si existe previa separación de hecho libremente consentida por ambos o impuesta por el que la alegue.

2º. Cualquier violación grave o reiterada de los deberes respecto de los hijos comunes o respecto de los de cualquiera de los cónyuges que convivan en el hogar familiar.

3º. La condena a pena de privación de libertad por tiempo superior a seis años.

4º. El alcoholismo, la toxicomanía o las perturbaciones mentales, siempre que el interés del otro cónyuge o el de la familia exijan la suspensión de la convivencia.

5º. El cese efectivo de la convivencia conyugal durante seis meses, libremente consentido.

6º. El cese efectivo de la convivencia conyugal durante el plazo de tres años.

7º. Cualquiera de las causas de divorcio en los términos previstos en los números 3, 4 y 5 del artículo 86 del Código Civil (ver causas 3, 4 y 5 de la pregunta causas del divorcio).

4º.- ¿Qué efecto tiene la separación judicial?
La sentencia de separación produce la suspensión de la vida común de los casados, y cesa la posibilidad de vincular bienes del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica.

5º.- ¿Cuándo se disuelve un matrimonio?
El matrimonio se disuelve, sea cual fuere la forma y el tiempo de su celebración, por la muerte o la declaración de fallecimiento de uno de los cónyuges y por el divorcio.