Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

¿Por qué hay tantas mujeres en los Movimientos de Padres?.

http://www.glennjsacks.com/why_are_there.htm Why Are There so Many Women in the Fathers' Movement?By Glenn Sacks and Dianna Thompson

Publicado el

Tres décadas y media después de surgir el movimiento feminista, los políticos Americanos han comenzado a hacer un circulo cerrado.

El movimiento feminista ha sido siempre ayudado por hombres simpatizantes, y las mujeres americanas no habrían llegado nunca tan lejos sin su ayuda.
Cuando las mujeres enfrentaban muchos problemas, estos problemas han recibido una interesada y con frecuencia extensa audiencia pública.

Hoy los asuntos de los hombres – principalmente de los padres- están donde yacen las mayores injusticias nacionales de género. Y como muchos hombres ayudaron al movimiento de las mujeres, muchas mujeres están marchando para ayudar a los padres, formando grupos como Madres y Padres y la Cruzada de las Segundas Esposas.

Hoy las mujeres constituyen la mitad de los miembros de los movimientos de Padres.

Los motivos de queja de los padres incluyen:
bloqueo de las visitas y falta de cumplimiento de las sentencias sobre visitas;
“mudanzas de las madres” que permiten o incluso usan las distancias geográficas para conducir a los padres fuera de las vidas de sus hijos;
aceptación por parte de los juzgados de las falsas e incluso no corroboradas acusaciones de violencia domestica o de abuso infantil como base para la denegación de la custodia o incluso el contacto entre los padres y los hijos;
excesivamente rígidos e incluso punitivos pensiones infantiles;
un “sistema de ganador/perdedor” que enfrenta a los ex esposos uno contra el otro, designando un progenitor custodio y un progenitor no-custodio; y una preferencia judicial por las madres frente a los padres como progenitores custodios.

Según virginia Forton, directora ejecutiva de Madres y Padres, “nuestro sistema atormenta a los progenitores no custodios y a sus hijos, permitiendo a los progenitores custodios sacarlos de las vidas de los hijos. Los hijos necesitan a ambos padres.

En encuentros, yo he visto a muchos padres, con lagrimas recorriéndoles la cara, hablando sobre los hijos que a ellos no se les permitirá volver a ver.

Como podemos nosotros, como mujeres y como madres, no tratar de ayudarles a ellos?”.