Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Ejemplos de divorcios civilizados

Leído en un Foro anónimo. Ejemplarizante

Publicado el

Saida pregunta:
Estoy orgullosa de mí hasta ahora pareja. Ha hecho algo que me demuestra que merece la pena, y es simplemente dejarme pq no sigue enamorado de mí, lo cual ratifica el pq yo me enamoré de él. Lo estoy pasando mal, es lógico, pero no hay culpables y espero que el tiempo me permita mantener la amistad y el respeto que ambos nos tenemos. Quisiera preguntaros en nombre de los dos, cómo explicarle a nuestro hijo que sus padres se separan para que sufra lo menos posible. El niño se queda conmigo pero quiero que en un futuro no llegue a echarle en cara a su padre que no ha estado ahí.

Responde Angels:
Primero, felicitarte por tu modo de ver las cosas, por valorar lo que a tu pareja seguro que tanto le costó decirte, que ya no estaba enamorado de tí, es, aunque muchos puedan verlo de forma contraria, un acto de sinceridad y valentía, que tu merecías conocer, entre otras cosas porque todos merecemos buscar nuestra felicidad, y aunque de momento duela, a la larga comprobarás que nunca hubieses sido feliz al lado de una persona que no te ama.
Te felicito por tu integridad y comprensión. Al grano a tu pregunta, te contaré lo que yo dije a mi hija de 6 años, 4 para 5 cuando me separé.
Le dijimos que sus papás ya no eran "novios", que se habían dado cuenta de que ya no estaban bien viviendo juntos en la misma casa, que se querían de un modo diferente al que se habían querido hasta entonces, que se habían querido mucho y que por eso habían querido que ella naciese, que iban a ser más felices viviendo cada uno en una casa diferente, también le dijimos que a ella la queríamos de igual manera, que no pensase que al no vivir juntos la queríamos menos, que ella se quedaba a vivir con mamá, pero que iba a ver a su papá siempre que ella quisiese, que tal vez ahora no entendiese lo que pasaba, que eran cosas de mayores (los mayores somos un rollo hija) y que podía preguntar cualquier cosa que le preocupase o no entendiese.

Lloró durante media hora mientras nos rompía el corazón a los dos, diciendo que no quería que aquello fuese así, a lo que le respondimos que esta era una decisión de los papás en la que ella no podía hacer nada.
Cuando su llanto terminó, retomó la normalidad, lo asumió con toda naturalidad, pasó unos cuantos días preguntando para asegurarse que aquello era realmente así, y una vez comprobado, decidió seguir su vida como si esto fuese lo más natural del mundo. Hoy, después de un año largo, es una niña feliz, con comportamiento normal, alegre, cariñosa y llena de vida.

Los niños comprenden y asumen las cosas con mucha más naturalidad que nosotros los "mayores".

Aquí mi experiencia, espero haberte dado un buen punto de vista.

Un saludo, suerte.