Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

La criminalización de la paternidad

LA CRIMINALIZACION DE LA PATERNIDAD.
Por Stephen Baskerville. En el boletín Julio / Agosto de la Red para la Liberación de la Mujer. Su autor declara que no es probable que le dejen publicarlo en otro medio con posterioridad.

Publicado el

El autor agradece a todos los que han colaborado en su elaboración aportando información.
La paternidad es la cuestión de moda: iniciativas presidenciales, conferencias del personal federal, comisiones de trabajo del congreso y resoluciones de las mismas, ayudas federales, nuevas organizaciones sin ánimo de lucro y reportajes en los medios de comunicación están ahora "promoviendo" la paternidad.

Y no obstante, el descubrimiento en este país de la paternidad tiene un lado oscuro: las iniciativas de refuerzo legal dirigidas contra los llamados "padres vagabundos", registros federales que afectan a millones de padres, bases de datos e información recogida sobre ciudadanos americanos acusados de nada, nuevos cuerpos de policías armados de paisano y un sin número de "castigos" infligidos a padres a los que se les acusa de disolutos.

La campaña para la presidencia de Al Gore está haciendo énfasis sobre la necesidad de encarcelar a más padres.

Lo que presenciamos hoy no es ni más ni menos que la criminalización de la paternidad: los castigos penales impuestos a ciudadanos que no han cometido ningún acto delictivo pero que han sido declarados prófugos por la acción de otros.
Este fenómeno surge mayoritariamente de un caso de divorcio involuntario y es infligido por los juzgados de familia.

Los juzgados de familia son el brazo del estado que más a fondo se introduce en las vidas privadas de individuos y familiar. "Los juzgados de familia son la rama más potente de la judicatura", escribe Robert W. Page, Juez Presidente del tribunal de familia de New Jersey.
En sus propias palabras, "el poder de los juzgados de familia es casi ilimitado".
Un instructor judicial de New Jersey le dijo a un padre: "Las normas de la Constitución de los Estados Unidos no son aplicables en los casos de relaciones domésticas":