Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Hay madres que se vanaglorian de conseguir que sus hijos no tengan padre

Carta publicada en "La Voz de Galicia" el 10/3/2002
Son "propietarias y administradoras" de sus hijos y los utilizan para satisfacer su necesidad de venganza. No es muy común que lo reconozcan.

Publicado el

ALBERTINA LÓPEZ LÓPEZ
Los hijos son nuestros

Hace unas semanas, en esta misma sección, argumentaba Marta Fandiño que sus hijos son también de su marido.
Y no lo hacía desdé un punto de vista biológico (que es cuestión de ellos dos) sino de pertenencia legal, de qué pasaría si se divorciaban.
La escritora aseguraba que seguirían siendo de ambos y, sugería, los menores tendrían el mismo acceso a uno y otro ex-cónyuges ya que, a su parecer, no tenían la culpa de las desavenencias de los mayores.
Yo no voy a polemizar con Marta Fandiño, a quien no conozco, o al menos esa no es mi intención, pero no puedo estar de acuerdo en absoluto.
Los hijos son nuestros, los concebimos nosotras, los llevamos dentro, los parimos con dolor, los amamantamos. ¿Y quién me niega que llevamos el mayor peso de su educación y de las incomodidades lógicas que vienen con ellos? En el caso idóneo de una pareja bien avenida no tengo nada que objetar...¡Ojalá todas las parejas fueran bien avenidas!
Pero esto es una utopía, ya que la realidad nos dice que no es así: en cierto modo,los hombres nos utilizan, y cuando comienza a quedar atrás nuestra juventud un buen montón de ellos nos cambian por otras.
En ese caso, ¿de quién son los niños? Míos, nuestros, de las mujeres.
Ellos se van con sus cosas y lo que dejan atrás no les pertenece.
Sé lo que digo. Sufrí un divorcio que no busqué, y, desde luego, mis hijos no vieron a su padre mas que lo estrictamente imprescindible y cuando no hubo más remedio porque no me podía saltar la ley.
Hoy son mayores de edad y tampoco tienen apenas contacto con su padre. A cada cual lo suyo.
 
Mujer soberbia