Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Paranoia

Enfermedad del Alma y de la sociedad.

Publicado el

Uno de los problemas mas difíciles de encarar en la vida matrimonial, y que es causa de un porcentaje altísimo de divorcios, es la continua inculcación maliciosa que se les hace a un innumerable contingente de mujeres (en España a casi todas), jóvenes normalmente, que viven su vida tranquila y apacible, pero a las que se le inculca la especie de que no están sacando el provecho que ellas merecen, en un ambiente moderno que no debe pasar (según la inculcadoras), por ser ama de casa, sino una mujer típo televisivo que por lo que ellas dicen, no tiene por qué dar cuanta a nadie de su vida.
«Naturalmente esta libertad cuesta cara (le insisten), pero ya nos hemos hecho cargo del tema y hemos conseguido y conseguiremos que el varón, comodón y alegre, se convierta en pieza de caza para nosotras, y para ello hemos establecido bajo fuerte presión con la coartada del feminismo y sus justas reivindicaciones, que las leyes te protejan de todo perjuicio, si de veras te lanzas a esta magnífica aventura de tu total emancipación y compromiso, de la sociedad y la familia.»
Este es mas o menos el razonamiento que se les inculca delirantemente, hasta que la pobre mujer une a las naturales decepciones de cualquier vida, la sensación de que pierde el carro de su vida personal, y se pone en marcha «adecuadamente» aconsejada para obtener esa libertad tan deseada desde dentro, y tan decepcionante en la práctica, cuando destrozando lo que se les ponga por delante, (familia hijos marido, padres), se lanzan a ello.
De esta forma adquiere, reforzada por estas decepciones anteriores y posteriores, y el continuo machacar de sus colegas, una personalidad paranoica que hace de su vida un martirio constante y una pesadilla, que también hace padecer a todos lo que viven en su entorno.
Es la tragedia de la mujer moderna, que sucumbirá., quiera o no, y según sus convicciones y carácter, antes o después.