Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

El P.P. bloquea modificaciones de la Ley de Divorcio propuestas por el PSOE en el Congreso

Habrá que esperar a que el PSOE llegue a gobernar, cosa que comienzo a desear.

Publicado el

El rechazo del P.P. a las modificaciones de la Ley de Divorcio producido hoy nos deja sin esperanzas de que, de veras, en serio y en profundidad se aborde en esta legislatura la promulgación de una Ley de Divorcio actualizada dentro de un cuerpo legislativo global recopilatorio de la Familia como venimos reivindicando las asociaciones de separad@s y divorciad@s.
Se alega que las propuestas son “sólo” parches. Pero cuando lo que se propone es algo tan de sentido común como permitir el divorcio sin pasar antes por la separación o incorporar la verdadera causa –el desamor– a la legislación, y se rechaza, surgen muy fundadas dudas de que se pretenda actualizar la miserable Ley que hemos padecido y que padece todavía la sociedad española.
El admitirlas no hubiera evitado ni hipotecado una reforma en profundidad si de veras se pretende. En todo caso constituiría una tímida medida de progreso.
Si pinchas, es muy sensato poner un parche que te permita seguir rodando hasta que puedas cambiar la cámara de la rueda.
El que la Ley obligue a alegar alguna causa diferente del desamor suele dar lugar a acusaciones y contraacusaciones más o menos falsas o exageradas.
Se contratan detectives, se presentan querellas, se cruzan insultos etc.
Todo esto incrementa enormemente los honorarios de abogados y procuradores y retrasa y envilece el asunto. El resultado será que si antes aún sentías cierto respeto o afecto por el padre o madre de tus hijos, a partir de ahí se genera una espiral de rencor que salpica a todos los que os rodean: hijos, parientes y amigos.
Al final, en la Sentencia de Separación o Divorcio, que es un documento casi público, vuestros hijos podrán leer que tienen un padre y una madre indeseables, lo que no creo que les agrade.
Además, tiene muy escasa importancia práctica, ya que hace tiempo que los jueces han decidido (con buen criterio y sentido común) que es causa suficiente de separación el que uno de los dos la pida (ausencia de “afectio maritalis” o desamor) En lo que no puedo estar de acuerdo es en que sea una decisión de los jueces, pues se saltan la Ley en lugar de aplicarla.
La modificación de la Ley es asunto de los legisladores (políticos) y son éstos los que tienen que hacerlo y cuanto antes. Cómo reflexión: teniendo en cuenta que el 20 % de los matrimonios actuales acabarán irremisiblemente en divorcio, sumado a otras actuaciones recientes del Partido Popular, se me antoja que se pretende un “suicidio electoral”.
"Tras de mí el diluvio?".
Antonio M. Díaz Piñeiro
Presidente de la Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

 
Estupefacción